(Reuters)
(Reuters)

El presidente del (BCE), Mario Draghi, aseguró hoy que el rescate de Chipre "no es un modelo" que se vaya a aplicar a otros países y que la propuesta de su entidad para ese rescate no contemplaba la participación de los depositantes.

El presidente del BCE atribuyó a un "malentendido" unas controvertidas declaraciones del jefe del eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, según las cuales el rescate aplicado a la isla mediterránea tendrían ese carácter de modelo.

Draghi insistió en que cada uno de los países que hasta ahora han recurrido a un rescate se encontraban en situaciones muy "distintas", como muy distintos son –dijo– los casos "de Irlanda y España".

El presidente del BCE hizo hincapié, en cualquier caso, en la necesidad de actuar con celeridad cuando se plantean situaciones como las vividas en Irlanda, Grecia o España, porque "cualquier dilación en extremadamente decepcionante", señaló.

Draghi se refirió al rescate de en su comparecencia ante los medios posterior al consejo de gobierno del BCE, que junto a su habitual decisión en materia de política monetaria se centró en el caso de ese país.

TASA DE INTERÉSEl BCE decidió mantener los tipos de interés en la en el 0,75%, el mismo nivel desde julio de 2012.

La mayoría de los expertos descartaban de antemano cambios en el precio del dinero pese a que los últimos indicadores de tendencia señalan un empeoramiento de la situación en la zona del euro.