(Reuters)
(Reuters)

El ministro español de Economía, , afirmó este miércoles no excluir una petición en el futuro de ayuda financiera al (BCE), pero aseguró que tal mecanismo sería muy distinto a los rescates solicitados por Portugal e Irlanda.

"No es un rescate a la portuguesa, a la irlandesa (…) esto no es un rescate en absoluto", afirmó en una entrevista con la emisora privada , sobre el programa anunciado en setiembre por el BCE que le permitiría comprar, en el mercado secundario, deuda de los países de la que lo soliciten.

Portugal e Irlanda tuvieron que recurrir a una ayuda de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional (FMI), que implica una intervención de sus economías.

El Gobierno español, "a fecha de hoy, ha decidido no pedir la asistencia financiera que implica la puesta en marcha de ese programa del BCE", pero "eso no quiere decir, como ha dicho el presidente del Gobierno (), que no lo pueda pedir a futuro", subrayó De Guindos.

El ministro consideró "excesivo" el diferencial entre los intereses que debe pagar Madrid para financiarse a diez años y los que paga Berlín —la denominada "prima de riesgo"— pero lo atribuyó ante todo a "la existencia de dudas sobre el futuro del euro".

La mide el grado de desconfianza de los mercados respecto a la deuda de un país. En el caso de España, giraba en torno a los 387 puntos en los últimos días, frente a los más de 600 alcanzados en julio.

Preguntado sobre la posibilidad de una nueva alza del (IVA) en 2013, el funcionario aseguró que tal medida "no está en absoluto en la mesa".