Criticado por algunos sectores por su severidad a la hora de manejar las finanzas nacionales, el ministro de Economía aseguró que no quiere ser recordado como un "mero cajero del país".

"Quisiera ser recordado como el ministro que dejó de ser considerado como el mero cajero del país. ¿Cómo se logra eso? Yendo más allá de administrar los recursos públicos y tratando de implementar reformas. Buenas, malas o regulares, pero tratando de cambiar las cosas", dijo durante el que se realiza en la ciudad de Arequipa.

Castilla sostuvo que decidió no seguir con la política del 'perro muerto'. "No pasar desapercibido, dejar una huella. Encarando y asumiendo la responsabilidad del cargo con todo lo que eso conlleva eso. Ser un ministro reformista", señaló.

NO AL PILOTO AUTOMÁTICOEl titular del MEF agregó que para que el progreso continúe, y "le llegue (el dinero) a la gente", el desarrollo del país no se puede dejar en "piloto automático".

"¿Cómo hacer que la bonanza de un país que es admirado externamente la sientan todos? Si no logramos esa efectividad en lo que hacemos, vamos a estar en una situación complicada. Es importante ver cómo podemos acelerar que haya una percepción en la población de que lo que se hace los beneficia. Eso implica que tenemos que hacer las cosas de manera distinta", agregó.