Entre 2009 y 2018, la empresa operadora del , Lima Airport Partners (LAP), habría recibido aproximadamente US$300 millones como consecuencia del aumento de las tasas aeroportuarias.

Este monto, según estima la Asociación de Empresas de Transporte Aéreo Internacional (AETAI), debería haber sido destinado a la construcción del segundo terminal de pasajeros y segunda pista del terminal aéreo.

Sin embargo, hasta la fecha, por diversos motivos, el operador del aeropuerto no ha construido ninguna de las dos obras, precisó Carlos Gutiérrez, representante de la AETAI.

“Durante diez años pudo recibir de los pasajeros y de todas las empresas que operan en el aeropuerto un ingreso de US$300 millones que debían ser asignados exclusivamente a la construcción del nuevo terminal y pista, sin embargo, todos los que somos usuarios del aeropuerto de Lima seguimos sufriendo la falta de infraestructura adecuada, no teniendo claridad de la forma en cómo se usará ese dinero recaudado y que finalmente no ha sido utilizado”, afirmó el ejecutivo.

"Si LAP ha recaudado aproximadamente US$300 millones de dólares producto del alza de las tasas y no ha utilizado ese dinero para los fines establecidos, urge implementar beneficios o compensaciones para los pasajeros y aerolíneas", agregó.

En este contexto, la AETAI planteó dos alternativas para compensar a todos los usuarios.

Una alternativa sería bajar las tarifas del aeropuerto de manera inmediata a través de la presente revisión tarifaria (tal como ocurrió de oficio en el pasado debido a la falta de implementación de nuevos counters).

La otra opción sería "establecer un método de compensación futuro en beneficio de todos los usuarios, lo cual sería viable mediante un documento privado simple o una eventual modificación del contrato de concesión”.

TAGS RELACIONADOS