(Reuters)
(Reuters)

Las acciones europeas cerraron hoy a la baja debido a que una sombría perspectiva económica carcomió la confianza de los inversores, pesando más un aumento del apetito por el riesgo generado por el estímulo monetario global.

Los mercados de y Milán acabaron con pérdidas: el índice CAC 40 y el índice MIB bajaron 0,14% y 0,15% y se colocaron en 3.401 y 15.511 enteros, respectivamente.

En Fráncfort, el Dax retrocedió un 0,23% hasta los 7.305,21 puntos y en Madrid el Ibex-35 perdió un 0,18% hasta los 7.812,8 puntos. Sin embargo, en Londres, el FTSE-100 de los valores de referencia cerró la jornada prácticamente estable (+0,03%) hasta los 5.827,78 puntos

OTRA VÍCTIMA, la compañía química más grande del mundo, se convirtió en la última víctima de la desaceleración europea, al anunciar que tendrá que recortar costos y vender un negocio debido a una menor demanda en el sur de y en . Sus acciones cayeron un 1,9%.

El índice de acciones europeas FTSEurofirst 300 cerró con una baja de un 0,05% a 1.110,33 puntos, manteniéndose dentro del estrecho rango que ha atrapado al índice durante gran parte de esta semana, con medidas de estímulo que apuntalan el apetito subyacente por las acciones.

La crisis de la región también ejerció presión sobre las acciones de los bancos españoles, que descendieron un 0,2%, mientras que las de sus pares regionales registraron un alza ya que los inversores están nerviosos ante las dudas de España .

Estas preocupaciones se agudizaron por la tarde, cuando el reiteró que comenzará a comprar bonos de países agobiados por cuestiones de deuda solo después de que soliciten un rescate internacional.