José García Calderón, el empresario arequipeño que cumple 100 años (FOTOS: Jaime Rey de Castro Belon).
José García Calderón, el empresario arequipeño que cumple 100 años (FOTOS: Jaime Rey de Castro Belon).

Siempre recorre la ciudad. Contempla su crecimiento. “Entra por ahí, sube por esa calle, ahí está la iglesia”, dice mientras vuelve por las calles del distrito de Paucarpata. Han pasado algunos días desde que visitó el distrito de Tiabaya, donde pudo constatar que el “a pesar de que tiene su chacra para alimentarse, aprovecha todo lo que puede y no desperdicia”. Hoy cumple 100 años de vida y exhibe la capacidad de asombro, pero sobre todo el don de la sabia modestia.

De padre diplomático, quiso estudiar Agronomía, se graduó como abogado y, finalmente, su nombre pasará a la por, entre otros logros, fundar el Banco del Sur del Perú, influir en el desarrollo de la Universidad San Pablo, ser alcalde de Arequipa, alcanzar la presidencia de la Corporación Cervesur y ser un apasionado de la ciudad al recuperar parte del patrimonio histórico.

Don recibe mi llamada. Está acompañado de su hija Milagros, de 54 años, la menor de cuatro hermanos. Le pregunto cuál es la clave para llegar al siglo de vida. Él ensaya esta respuesta: orden, empeño constante y tratar de superar lo que el destino le ha heredado. Ella interviene y propone: “Es un hombre disciplinado”. Y José agrega: “He sabido aprovechar las oportunidades para demostrar mi afecto por la ciudad, para tratar de construir algo nuevo”.

MIRA: Patricia Barreto: “La Maricucha me ha validado como actriz”

-¿Cómo es un hombre de 100 años?

Es un hombre normal, como cualquiera que ha acumulado en su vida muchas experiencias desde las más mínimas hasta las que ha podido lograr en beneficio de la ciudad.

-Pero, precisamente, esa experiencia acumulada en un siglo lo hace especial.

Ya lo creo que sí, pero uno aprende de las experiencias de otros. Se va dejando huella en el tiempo y las necesidades imponen trabajo, objetivos, organización de sueños.

-¿Usted soñó vivir 100 años?

Nunca pensé que podía vivir tanto. Siempre he tratado de aprovechar todo lo que he recibido, como la educación de mis padres; el desenvolvimiento de mi vida; el trabajo. La vida está hecha para producir y para mejorar, ese es el carácter del arequipeño que quiere destacar en algo. Todo arequipeño en su vida tiene algún momento que ha logrado algo que soñaba, una constante demostración de cómo en su propia actividad logra siempre una altura superior.

-Milagros, usted dice que su padre es disciplinado y que tal vez ahí esté una de las claves para vivir 100 años. ¿En qué diría que nota esa disciplina?

Milagros (M): Siempre se levanta temprano, a las 6 de la mañana, hasta ahora. Hace ejercicio. Es un ávido lector, no solo de las noticias, sino también de todo tipo de literatura. Tiene grandes frases que le gusta utilizar cuando uno lo llama por teléfono y le pregunto: Papito, ¿qué estás haciendo? Y se pone a contemplar y te dice: “Aquí, hijita, disfrutando de la elocuencia del silencio”. Dice que el silencio es lo que más claridad mental le da; es un amante de la contemplación, de la naturaleza. En Arequipa siempre ha cultivado sus jardines, ha sembrado más de mil árboles, que era su meta en la vida, se ha dedicado a la reconstrucción de monumentos históricos.

José García Calderón, el empresario arequipeño que cumple 100 años. (FOTOS: Jaime Rey de Castro Belon).
José García Calderón, el empresario arequipeño que cumple 100 años. (FOTOS: Jaime Rey de Castro Belon).

-¿Cómo ve Arequipa hoy, don José?

Empeñosa. Soy uno, de tantos pobladores, que ha hecho lo posible en medio de su situación o fuerza; realización de obras que no son decisivas pero sí necesarias y urgentes de revivir. En algo he tratado de influir.

-¿Cómo lo ha tratado la pandemia?

La pandemia ha sido un castigo de la divinidad. No me ha dado COVID porque he cumplido con las disposiciones de los gobernantes para la gente mayor. Si había que vacunarse, siempre he sido de los primeros en ponerme la vacuna, desde niño. Y ahora tengo las tres dosis.

(M): Tiene las tres dosis y en las elecciones fue a votar, en primera y segunda vuelta.

-¿Por qué fue a votar si la ley lo exime?

Toda la vida, desde los 21 años, cuando era la mayoría de edad, cumplía con todas las obligaciones de un ciudadano por más que se piense que son muy pequeños esfuerzos.

MIRA: Cristian Arens, emprendedor: “Las oportunidades están para el que las quiere ver”

-¿Por qué estudió Derecho si su vocación es a todas luces la gestión, la empresa?

Siempre tuve mucha preferencia por el campo, hubiera querido ser un buen agricultor o ingeniero agrícola, pero mi salud no lo permitió. Apenas terminé el colegio, traté de estudiar Agronomía y me trasladé a Lima para intentar ingresar a la Universidad Agraria; sin embargo, el clima me trató muy mal y no pude seguir, tuve que dejarlo por una afección bronquial que azotaba constantemente, tuve que renunciar al clima tan duro y regresar para estudiar otra carrera.

-¿Y por qué eligió Derecho?

Porque no había otra carrera que estudiar (risas).

-Tiene antepasados que han llegado a la Presidencia. ¿No quiso ser presidente?

No, no he sido tan ambicioso y creo que no habría podido hacer una gestión tan importante. Por desgracia me tocó ser alcalde cuando hubo el terremoto del 58, pero hicimos algo notable, y no lo digo por vanidad sino por el esfuerzo que tuve que desplegar y que creo que fue productivo.

-Milagros, ¿usted qué encuentra en su padre que explique sus logros?

(M): La constancia, perseverancia y la lectura. Creo que mi papá al ser gran lector tenía grandes sueños, que los trataba de ejecutar.

(Don José interviene).

Mis cuatro hijos y mis ocho nietos han logrado algún lugarcito en esta tierra, han conseguido destacar y aportar desde pequeñas cosas hasta lo máximo. Y ya tengo una bisnieta.

MIRA: Yirko Sivirich, diseñador: “La moda no te debe incomodar; la moda eres tú, es personal”

-¿Qué piensa de la vida?

Bueno, la vida la pone Dios y tratamos siempre de estar mejorando o ayudando o siendo parte de la creación de cosas importantes, como la reactivación de la iglesia de Santa Catalina, siendo uno de los miembros que ayudó a la reconstrucción. Pero de ninguna manera estoy satisfecho con lo poco que he podido hacer.

-¿Teme a la idea de que en algún momento todos dejamos este mundo?

Todo hombre tiene temor de terminar su vida antes de poder realizar todos sus anhelos. Todo ser humano debe tratar de superar lo que ha recibido de la divina providencia.

(M): Hay una frase que me gusta mucho de mi papá. Le digo: Papi, te ayudo a pararte. Y él dice: “Me paro solo porque me siento acompañado”. Siempre tiene un poema que recitar, el Quijote que citar.

-¿Y cómo quisiera ser recordado de acá a 100 años?

Como la persona que inició una gran obra y que modestamente y a la altura de sus posibilidades comenzó en su larga vida de 100 años, probablemente aportando una pequeñez o un grano de buena semilla, como la Universidad San Pablo.

-¿Qué le falta hacer?

Comenzar a vivir nuevamente para hacer mucho más de lo que he hecho.

AUTOFICHA:

- “Soy Pedro José García Calderón y Bustamante de la Fuente (risas). Descendemos de un señor que fue nombrado corregidor y primera autoridad en Arequipa. Quiso que se conservara el apellido, que es de algún lugar de España”.

- “En aquel lugar de España abundaban los García y los Calderón. Hemos respetado su deseo durante siete generaciones. Nací en Arequipa, en la misma ciudad, en la calle Santa Teresa. He sido uno de los fundadores del Banco del Sur del Perú, apoyé en el desarrollo de una universidad como la San Pablo”.

- “He sido presidente de la corporación Cervesur; he reconstruido varios monumentos históricos, uno fue El Molino Blanco y también Casa del Moral. Soy amante de la arquitectura y del sillar. Y ahora me doy el gusto de soñar de nuevo y recapitular las pequeñas cosas que uno ha podido hacer”.

VIDEO RECOMENDADO

¿Para quién trabaja el fiscal Omar Tello?
Omar Tello exige a los fiscales que investigan la corrupción de este gobierno, se lo cuenten todo. Además, un denunciado por secuestro, otro por acoso son contratados en el Ejecutivo. También, la tregua fue para la foto; congresistas cuestionan la idoneidad del gabinete. Y, bombardeo en Ucrania impacta guardería infantil.

TE PUEDE INTERESAR