Grupo AJE: Modificación del ISC a la cerveza afecta a los productos más económicos

La compañía exhortó al Ministerio de Economía y Finanzas a regresar al Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) anterior.

El Grupo AJE afirmó que la ley promulgada por el Ejecutivo que aumenta el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a las bebidas alcohólicas perjudica a las cervezas más económicas (que incrementan en más de 40% el pago de impuestos) y beneficia a las más caras (de propiedad de la empresa monopólica, que disminuye en 30% el pago de sus impuestos), perjudicando a los consumidores.

De acuerdo a Juan Malpartida, gerente global de Asuntos corporativos del Grupo AJE, la decisión del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) no promueve la equidad tributaria y es claramente discriminatoria, pues afecta en mayor proporción a las cervezas económicas, generando una barrera de acceso a nuevos competidores y consolidando el monopolio cervecero.

El ejecutivo señaló que, desde su consolidación, el monopolio cervecero incrementó en más de 50% el precio de la cerveza, mientras que la inflación apenas se incrementó en 8% en ese mismo periodo.

El Grupo AJE sostuvo también que el nuevo ISC a la cerveza contradice nuestros compromisos como país de promover la regulación de concentraciones económicas, garantizar mayor competencia y proteger a los consumidores, adquiridos con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Malpartida resaltó que la norma contradice la recomendación de expertos en el tema, quienes sostienen que el mejor sistema para garantizar la libre competencia en mercados altamente concentrados como el peruano es el sistema “ad valorem”.

Finalmente, el alto ejecutivo reiteró que la consolidación del monopolio cervecero y la subida de los precios en este mercado promueven también el incremento del consumo de alcoholes ilegales, con el impacto negativo que conlleva en la salud pública y la evasión tributaria.

Por ello, exhortó a las autoridades a modificar su decisión y regresar el ISC a la cerveza a un sistema “ad valorem”, que promueva la libre competencia en beneficio de los consumidores y de una justa recaudación tributaria.

Sigue actualizado en nuestra APP

Ir a portada