Horst Reichenbach, presidente de la comisión especial de la Unión Europea. (Reuters)
Horst Reichenbach, presidente de la comisión especial de la Unión Europea. (Reuters)

El presidente de la comisión especial de la creada para reestructurar el sector público de Grecia, dijo hoy que el endeudado país tiene pérdidas por unos 60.000 millones de euros (81.000 millones de dólares) en impuestos sin cobrar.

Horst Reichenbach dijo en un informe que de esos 60.000 millones de euros, unos 8.000 millones podrían cobrarse de inmediato y podrían ayudar al gobierno de a reducir su cuantioso déficit presupuestario. Sin embargo, el funcionario señaló que 30.000 millones de euros están estancados en prolongados procesos legales que podrían tomar de siete a 12 años en resolverse.

Reichenbach afirmó que si se fortalece un mecanismo de solución de las disputas tributarias será una de las prioridades de la comisión especial que integrarán expertos de otros miembros de la Unión Europea y el para ayudar a Grecia a restablecer su crecimiento económico.

Además de los impuestos sin cobrar, el informe indicó además que Atenas no podrá privatizar activos públicos por valor de 5.000 millones de euros para fines de año porque el deterioro financiero ha hecho mucho más cautelosos a los inversionistas a la hora de invertir en Grecia. El plan de privatización de 50.000 millones de euros es la clave en los dos planes de rescate que ha recibido Grecia.

El informe, que según la UE muestra un "cauteloso optimismo" en el caso de Grecia pese a sus descubrimientos negativos, fue difundido cuando empeora la en la eurozona, iniciada por Grecia hace dos años.

Los inversionistas acudieron nuevamente el jueves a la venta masiva de bonos de países más grandes de la eurozona, incluyendo , y – indicio de que la crisis de la deuda soberana está a punto de descontrolarse y amenaza el futuro de la divisa común.