El sector hidrocarburos enfrenta trabas burocráticas y temores ambientales. (Reuters)
El sector hidrocarburos enfrenta trabas burocráticas y temores ambientales. (Reuters)

El Gobierno suspendió la subasta de nueve lotes petroleros en su cuenca marina para evaluar modificaciones a las bases de la licitación a pedido de las firmas interesadas en la exploración de esos bloques de hidrocarburos, informó Perúpetro.

La cancelación hasta nuevo aviso de la subasta, que estaba programada para el 6 de diciembre, es otra señal del problema que encara el flujo de las inversiones en el sector, que según los empresarios petroleros caerían este año en un 30 por ciento.

Perúpetro, a cargo del proceso, informó en un comunicado que en la decisión se considera "el alto nivel de complejidad técnica de los lotes ofertados", que requieren una inversión mínima de US$450 millones.

La firma estatal precisó que la suspensión se produce "en atención al requerimiento de las empresas interesadas que solicitan modificaciones sustanciales a las bases" del concurso.

Sin embargo, varias fuentes del sector señalan que no había muchos interesados en esos lotes, por gran parte a las que el gobierno del presidente Ollanta Humala ha prometido reducir.

La última subasta de lotes petroleros se realizó en el 2010, cuando se dio en concesión una veintena de bloques.

Perú, que en la década del 70 producía unos 120,000 barriles de petróleo diarios de crudo, redujo la producción a la mitad este año, en medio de las trabas burocráticas y temores ambientales de comunidades cercanas a los bloques.

Actualmente, en nuestro país hay 75 lotes de hidrocarburos en exploración y producción, mientras que unos 29 se encuentran en situación de "fuerza mayor" o en espera, principalmente por demoras en la obtención de permisos.