“A ninguno le conviene abrir al 50%, pero tenemos que iniciar y una manera es hacerlo cautelosamente”, comentó Jaime Yzaga.  (Foto: Hugo Curotto/GEC)
“A ninguno le conviene abrir al 50%, pero tenemos que iniciar y una manera es hacerlo cautelosamente”, comentó Jaime Yzaga. (Foto: Hugo Curotto/GEC)

Debido al alza de contagios, el Ejecutivo decidió postergar la cuarta fase de que comprende la , cines, casinos, discotecas y el reinicio de vuelos internacionales. Aún no hay fecha definida, pero todo indica que el (Produce) analizará caso por caso.

El titular de la cartera, José Salardi, indicó ayer que los gimnasios podrían abrir con el 50% de aforo, previa cita de los usuarios, y además con un certificado de no presentar contagio de COVID-19. “De esta manera, se busca fomentar la práctica del deporte en espacios controlados”, se lee en las redes sociales de Produce.

Jaime Yzaga, extenista y gerente general de la cadena de gimnasios Sportlife, estimó que la iniciativa de Produce es un avance oportuno. “Es la manera de poder darle oportunidades a tanta gente que no puede rehabilitarse, hacer ejercicio, despejarse, y estar en una mejor condición física. Es una manera de iniciar y debemos tomar esa opción”.

MIRA: Reapertura de gimnasios se daría con 50% de aforo y a través de citas, afirma Produce

Ante la crítica de algunos gimnasios independientes que aseguran que no podrán sobrevivir con ese aforo, Yzaga señaló que todos vienen luchando por la reapertura de los gimnasios, chicos y grandes, y ninguno está en una buena situación. “A ninguno le conviene abrir al 50%, pero tenemos que iniciar y una manera es hacerlo cautelosamente”.

Para el ejecutivo es clave que el público retome la confianza en los gimnasios y que los gimnasios demuestren que pueden cumplir. Apuntó que hay quienes piensan que contar con la mitad de aforo sería ir a pérdida, “pero hoy en día operan miles de negocios a pérdida. Pensar que podemos abrir al 100%, hoy día, no es una realidad”.

Señaló que los gimnasios son aliados de la comunidad en la lucha contra la pandemia. En ese sentido, cree que pueden ayudar mucho al gobierno para hacer que las personas refuercen su sistema inmunológico a través del ejercicio.

MIRA: Seis cosas que no debe olvidar si va a comer en un restaurante durante la pandemia

Jose Tenorio, gerente general de la cadena peruana de gimnasio B2 –empresa con cinco locales en Lima y 300 colaboradores-–, indicó que es necesario tener un punto de partida, y este se tiene que dar en algún momento con todos los protocolos sobre la base de la experiencia de otros países.

Como empresa se vienen preparando y están a la espera de las indicaciones finales que el gobierno indique. Entre ellos, adelanta que contarán con la desinfección al ingreso, toma de temperatura, revisión continua de indicadores, separación de equipos, mantener el mínimo de contacto físico, estadía máximo de 45 minutos por persona y la suspensión de clases grupales.

Para Tenorio, los gimnasios no están definidos correctamente en la fase 4 de la reactivación económica. “No consideramos justo que nos hayan puesto en una etapa como diversión y entretenimiento, cuando claramente la actividad física tiene que ver con salud y bienestar. Eso se debe tomar en cuenta para la reapertura”, afirmó.

EXPERIENCIA INTERNACIONAL

Jaime Yzaga maneja resultados a nivel internacional de gimnasios que abrieron. Refirió que esa experiencia debe considerarse al momento de evaluar la reapertura en Perú. Por ejemplo, la Universidad de Oslo en Noruega estudió el caso de 3.800 usuarios que fueron a gimnasios durante un mes con las medidas de bioseguridad y demostró que solo uno dio positivo para COVID-19, pero se contagió en su oficina.

MIRA: Gimnasios ya entrenan para volver a trabajar

Mientras que en Inglaterra, los gimnasios son espacios de bajo riesgo de contagio, con un estimado de 0,02 casos positivos por cada 10 mil visitas, según el estudio realizado por la entidad británica UKActive, que recopiló datos de 1.300 gimnasios.

Asimismo, un estudio en California indica que desde su reapertura el 12 de junio pasado, ningún gimnasio miembro de la California Fitness Alliance (CFA) reportó casos de COVID-19 dentro de sus instalaciones. La CFA encuestó a 150 operadores de gimnasios, que representan 785 ubicaciones en California.

“Son gimnasios que albergan millones de personas, y han tenido mucho éxito al determinar que no son centros de contagio y que los riesgos son mínimos. Cumpliendo todas las medidas de seguridad, somos parte de la solución”, puntualizó Yzaga.

VIDEO RECOMENDADO