Piden más atención de las autoridades y que no dejen de lado al emporio (GEC).
Piden más atención de las autoridades y que no dejen de lado al emporio (GEC).

En años anteriores, durante esta época y pese al clima, estaba lleno de personas que acudían para comprar al por mayor o menor, para negocio o uso personal. Hoy, el panorama es frío y no precisamente por el clima.

Desde el 22 de junio, y luego de tres meses de tener las puertas cerradas, el emporio estuvo autorizado para atender al público previa implementación de los protocolos de bioseguridad.

MIRA: INEI: producción de la pesca se incrementó 48.05% en junio con respecto al año pasado

Pese a este permiso, la situación para los negocios sigue siendo crítica y tres representantes del lugar nos cuentan el porqué.

El empresario Diógenes Alva explicó que hay un lento avance en cuanto a las ventas, y eso, consideró, se debe a que hay poca afluencia en el emporio ubicado en La Victoria.

Es que si antes llegaban entre 150,000 y 200,000 personas a diario, hoy solo habría entre 20,000 y 30,000.

“Gamarra está caminando lento; hay problemas con la Municipalidad de La Victoria, que restringe el ingreso a los proveedores y compradores”, aseguró Alva, quien, además, señaló que la cantidad de informales que están en los alrededores se ha convertido en un obstáculo para avanzar.

La menor cantidad de visitas ha tenido un fuerte impacto en los negocios. La presidenta de la Coordinadora de Empresarios de Gamarra, Susana Saldaña, afirmó que a diario alrededor de “50 empresas dejan de operar”.

“Previo a la pandemia éramos más de 31,000 empresarios. Consideramos que si seguimos a este ritmo, al cierre del año podrían quebrar el 50% de los negocios”, subrayó.

De acuerdo con Saldaña, la reactivación no ha sido como se esperaba y, por el contrario, “hemos tenido un golpe de realidad bastante duro en el mes de julio”.

“La campaña de invierno ya está perdida; no tenemos tiempo ni capital de trabajo para confeccionar y venderlo en esta temporada”, precisó.

Todo el dinero que tenían los empresarios, según cuenta Valeria Mezarina, de la Asociación Peruana de Industriales Confeccionistas, se fue a pagar alquileres y otras deudas que quedaron pendientes.

A eso se suma la escasez de tela para trabajar, y la poca que se vende es a un precio superior, aseveró.

“Julio ha sido un mes muy duro. Las fábricas no están produciendo. Nos han puesto unas cabinas de desinfección y están tan sucias que terminan siendo dañinas”, resaltó.

AYUDA

Ante esta difícil situación, los emprendedores hicieron un llamado a las autoridades para que los ayuden con la reactivación, para que se impulsen las compras a los empresarios de Gamarra, y que la Municipalidad de La Victoria disminuya las restricciones.

También solicitaron que aceleren la colocación de los préstamos de Reactiva 2.

Datos:

- Susana Saldaña manifestó que hasta antes de la pandemia, Gamarra brindaba trabajo a unas 100,000 personas.

- Las ventas el año pasado superaron los S/6,000 millones. Para 2020 aún no se tiene una proyección, se calcula que esté lejos de 2019.-

- Con Reactiva 1, menos del 5% de empresarios de Gamarra habrían accedido.

VIDEO RECOMENDADO:

Beto Ortiz le brindó una entrevista a Laura Borlini (Captura Panamericana)
Beto Ortiz le brindó una entrevista a Laura Borlini (Captura Panamericana)