(USI)
(USI)

El recomendó al Perú mejorar los sistemas de recaudación y elevar la presión tributaria, que aún es baja en relación a otras economías emergentes, y destinar esos eventuales recursos a reducir la brecha social y de infraestructura.

El subjefe de la División de Estudios Regionales del Departamento del Hemisferio Occidental del , Luis Cubeddu, sostuvo que nuestro país debe evaluar una reforma integral que incluya aumento de tasas impositivas y reducción de exoneraciones.

"Hay que atender las necesidades sociales sin comprometer la responsabilidad fiscal y para eso se necesita tener un buen uso de los ingresos tributarios", expresó.

Explicó que la carga tributaria en Perú, que cerró el 2011 en 15.5%, es relativamente baja si se compara con otros países de la región, como Chile (15%) y Brasil (32%), y otras economías emergentes que tienen ingresos per cápita similares.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) busca obtener una presión tributaria de 15.7% este año, 16% en el 2013, 16.5% para el 2014 y 17% para el 2015.

Todo ello para luego alcanzar un nivel de 18% en el 2016 a través de la ampliación de la base tributaria y una racionalización de los beneficios tributarios.

Cubeddu expresó que el FMI también hace esta recomendación de aumentar la presión tributaria a muchos países de la región como Chile, Colombia, Uruguay y Brasil, donde también existen rezagos sociales y de infraestructura.

"Las recomendaciones de política tributaria tratan de abarcar a este grupo de países que son exportadores de materias primas y al mismo tiempo tienen acceso al financiamiento barato por la actual coyuntura económica mundial", afirmó.

Recordó que Perú, junto con Brasil, Chile, Colombia, México y Uruguay, pertenece al grupo de economías de la región más integradas a los mercados financieros internacionales y con marcos de política sólidos, pero que son vulnerables a las turbulencias mundiales.

"Estos países tienen que utilizar bien sus recursos para reconstruir sus fortalezas e invertir bien para que en un futuro puedan enfrentar shocks, pues es necesario reconocer que las condiciones favorables que ahora vive Perú no van a estar aquí para siempre", puntualizó.