(Reuters)
(Reuters)

Los precios mundiales de los alimentos subieron 1,4% en setiembre tras dos meses de estabilidad, siguiendo la tendencia de los precios del trigo y el arroz, según el índice mensual de precios publicado hoy por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura ().

"El índice FAO de los precios de los cereales se situó en promedio en 263 puntos en septiembre de 2012, es decir 3 puntos más que en agosto", precisó el organismo.

Los cereales solo aumentaron 1%, alza limitada por un retroceso del maíz tras el aumento de precios provocado por la en . Sin embargo, la FAO destacó en un comunicado que sigue "preocupada" por el abastecimiento de a causa de las escasas cantidades disponibles para la exportación.

"Las proyecciones más recientes de la FAO confirman para 2012 una baja de la producción mundial de cereales, que habían alcanzado un récord en 2011", indicó el organismo, anticipando un descenso de 2,6% con relación al año pasado, e incluso del 5,2% para el caso específico del trigo.

"Los precios permanecen altos (…) se han mantenido. Es muy poco probable que veamos una normalización de los precios en el corto plazo", dijo por su parte el economista de la FAO Abdolreza Abbassian a Reuters.

Sin embargo, Abbssian agregó que no está claro si el leve aumento de setiembre significa que los precios se encuentran ahora en una tendencia al alza, pero dijo que espera que la volatilidad en los mercados pueda intensificarse en los próximos meses.

El alza de precios fue sobre todo impulsada por los de la carne (+2,1%) y de los lácteos (+7%), que explican el aumento de la canasta global utilizada por la FAO para calcular las fluctuaciones.