Proponen que a los sectores más golpeados como el sector turismo, servicios, comercio y otros, se les haga un reperfilamiento de su deuda adquirida en Reactiva y en otras modalidades como FAE Mype. (Foto: Produce)
Proponen que a los sectores más golpeados como el sector turismo, servicios, comercio y otros, se les haga un reperfilamiento de su deuda adquirida en Reactiva y en otras modalidades como FAE Mype. (Foto: Produce)

Desde distintos sectores se viene proponiendo la posibilidad de ampliar los salvavidas para las empresas que aún no han podido por la pandemia, y que por el contrario, ven un panorama más complicado ante la llegada de la segunda ola.

Recientemente, la Sociedad Hoteles del Perú hizo un llamado para darle facilidades al con los periodos de gracia de Reactiva Perú, cuyo plazo se vence por estos meses y muchos no han logrado nivelar sus ingresos. Sumado a esto, ¿se podría pensar en una nueva fase del programa de créditos Reactiva Perú?

A manera de contexto, Carlos Posada, director institucional de la (CCL), explicó que la economía no se ha recuperado a los ritmos que se creyó cuando se lanzó el Reactiva Perú. La economía en noviembre cayó 2,8%, que si bien es la menor caída desde el inicio de la pandemia, no hemos entrado en un ciclo de crecimiento y tenemos una serie sectores que están golpeados, como minería e hidrocarburos (-4%), alojamiento y restaurantes (-41%), servicios y empresas, y comercio (-2,5%).

MIRA: Tipo de cambio cierra a S/ 3.64 por aumento de contagios de coronavirus a nivel global

“No se podría pensar en lanzar un nuevo paquete de Reactiva, por dos condiciones. Primero porque el anterior Reactiva no se logró colocar totalmente, porque es evidente que su dinámica no daba para pedir más dinero del que se podía pagar. Y por otro lado, porque una gran cantidad de empresas que pidieron Reactiva ahora van a tener que entrar en un ciclo de pagos que no va en línea con el crecimiento que se proyectó en su momento”, indicó.

Añadió que el MEF ha proyectado que los niveles de producción previos a la pandemia se van a recuperar en tres años, y lo que correspondería ahora es ver cómo prorrogar las obligaciones de pago de las empresas que pidieron Reactiva para no caer en default, para que honren sus préstamos en línea a una reactivación real de la economía.

Tras una mejora en octubre y noviembre, Posada refirió que el índice de expectativa empresarial volvió a caer en diciembre, explicado por el rebrote de la pandemia, y la situación económica en sectores representativos, ligados a generación de mano de obra directa, como comercio, construcción, transporte y la más preocupante que es alojamiento y restaurantes.

Para resumir la idea, acotó, no se trata de colocar un nuevo Reactiva, ya que eso sería nocivo, más bien hay que concentrarse en las empresas que pidieron Reactiva, que tienen que pagarlo, y que siguen operando. “La solución sería ampliar los plazos de los Reactiva anteriores. Como CCL hemos pedido que si el MEF ha proyectado que la economía se recupera en tres años, se debería ampliar en 36 meses el Reactiva”, puntualizó.

SUBSIDIO DE PLANILLAS

Carlos Durand Chahud, presidente del gremio Perucámaras, coincidió con tener como prioridad a las empresas que han tomado créditos de Reactiva 1 y 2, ya que están en sectores que no han podido reiniciar sus actividades. Propuso que esos sectores que todavía están golpeados como el sector turismo, servicios, comercio y otros, se les haga un reperfilamiento de su deuda adquirida en Reactiva y en otras modalidades como FAE Mype.

En el caso de Reactiva, dijo que sería lógico que en lugar de un año de gracia se debe prorrogar a por lo menos dos años de gracia, y en lugar de un plazo de pago de dos años, darle tres años.

Durand no descartó que para esta segunda ola de reactivación, se pueda implementar un Reactiva extendido para poder liquidar los cerca de S/ 3 mil millones que no fueron subastados. “Quizás a través de entidades financieras que lleguen más rápido al sector de microempresas en las regiones, sobre todo cajas rurales, cooperativas y cajas municipales”.

Asimismo, se mostró de acuerdo con un punto que funcionó bien el 2020 que fue el subsidio a la planilla por parte del Estado de 35% con límite de hasta S/ 1.500. Cree que sería oportuno apoyar a determinados rubros que estén muy golpeados con un segundo subsidio de planilla, pero esta vez indicó que se debe subir la valla hasta S/ 2.500.

“Es una medida rápida, eficiente, que puede ayudar a mantener empleo, sostener a las empresas para que no entren en problemas de liquidez, y sobre todo dar un poco de oxígeno monetario mientras terminamos de pasar esta segunda ola de crisis sanitaria”, manifestó.

VIDEO RECOMENDADO

Juan José García: Los pros y contras sobre norma que permite a Sunat acceder a información bancaria
Juan José García: Los pros y contras sobre norma que permite a Sunat acceder a información bancaria

TE PUEDE INTERESAR