Hay que atender los problemas de fondo. (USI)
Hay que atender los problemas de fondo. (USI)

El exceso de confianza del Gobierno frente a altas tasas de crecimiento de la economía peruana y la falta de reformas estructurales en el aparato estatal pueden poner en riesgo la expansión de la actividad productiva del pais, dijo hoy el exviceministro de Economía Carlos Casas.

"Falta un fuerte compromiso político porque este tipo de reformas, como no son de efecto inmediato, toman tiempo y a veces no tienen réditos políticos en el corto plazo. Evaluar profesores, reformar el servicio civil evaluando a los funcionarios públicos, mejorar procedimientos(…) Siempre en ese caso hay perdedores. Hay que establecer alianzas y explicar los impactos de la reforma y los beneficios en el largo plazo", sostuvo en Canal N.

Casas se refirió a la que puso la prestigiosa revista inglesa The Economist y comentó que el país corre el riesgo de caer en la "trampa del ingreso medio", en la que ya no se podrá continuar con el ritmo de expansión deseado.

"Hace pocos semanas o meses hubo un debate sobre la trampa del ingreso medio, que justamente es caer en la autocomplacencia, creer que ya hemos logrado algo porque tenemos tasas vigorosas de crecimiento durante los últimos años y no hay nada más que hacer", refirió.

Según recordó, atravesó por el mismo problema durante la década pasada. Después de haber gozado de una economía en expansión durante los 90, los años siguientes se redujeron sus tasas de crecimiento por no "arreglar" problemas a los que, como en Perú, generan preocupación pero no se están atendiendo como se debería.

"Cuando uno ve indicadores como competitividad, infraestructura, sistema educativo, trámites, todavía nos falta mucho por avanzar", agregó.

Finalmente, Casas negó que el proceso económico esté divorciado de la política. "El proceso político puede ir resquebrajando la confianza. Y cuando los inversionistas a la larga busquen hacer negocios mucho más sofisticados ya no van a querer invertir en el país si la situación política no es muy clara", dijo.