(USI)
(USI)

La es solo un hipo cambiario que tendría una baja incidencia en la de junio dada su naturaleza temporal, señaló el Scotiabank.

El economista Mario Guerrero, analista de la entidad, indicó que se mantienen la expectativa de que la trayectoria de la inflación seguirá descendiendo durante el segundo semestre del 2012, aunque no de manera tan rápida.

"En ese contexto, la inflación debe cerrar el presente año en 3.3% (por encima del rango meta del BCR de entre 1% y 3%)", manifestó en el Reporte Semanal del banco.

Agregó que la inflación para junio podría mantenerse relativamente baja, pero la trayectoria anual se ubicaría alrededor de 4% al sexto mes del año, en parte debido a factores estadísticos pues se compararía con la baja inflación de junio del 2011 (0.10%).

Refirió que los precios de los alimentos vinculados a insumos importados descendieron por segundo mes consecutivo en mayo y acumularon una variación anual nula.

Asimismo, mencionó que un comportamiento similar, en promedio, registró las cotizaciones internacionales de estos insumos.

"Con expectativas de inflación aún dentro del rango objetivo, un crecimiento económico cercano al potencial (6% en el primer trimestre del año) y menores presiones de apreciación en el corto plazo, *esperamos que el BCR deje sin cambios su tasa de interés en 4.25% en su reunión del 7 de junio*", afirmó.