El ministro de Transportes y Comunicaciones, , confía en que antes de fin de año el Gobierno tenga una respuesta definitiva sobre de en la concesión del servicio móvil de la empresa española.

Así lo afirmó esta mañana el titular del durante en la , ubicado en la intersección de las avenidas y , en el distrito de Ate.

Ante los cuestionamientos por la demora en la firma del contrato, Paredes reiteró que "*no hay un plazo para ello"* y aseguró que al anterior gobierno –el segundo régimen de Alan García– "le tomó dos años llegar ad portad de suscribir un contrato de renovación que suspendimos".

"Estamos tomando unos meses que son inevitables e imprescindibles habiendo tantos millones de usuarios de promedio", manifestó en declaraciones de Canal N.

Subrayó que el Ejecutivo aún está definiendo términos y condiciones para garantizar la calidad del servicio, una tarifa social para la gente pobre y una mejor cobertura de señal en el país.

"Si no aceptan esos términos y condiciones, iremos a una subasta internacional. Si los aceptan, iremos a una renovación (de contrato). Esto en breve se dará a conocer", acotó.