El número de desempleados creció en 53,500 personas en segundo trimestre. (Reuters)
El número de desempleados creció en 53,500 personas en segundo trimestre. (Reuters)

España tiene más desempleados que nunca. Esta cifra llega casi a 5,7 millones, con una tasa desocupación del 24,63%, que supera la anterior cota histórica –de 24,55%– marcada a inicios de 1994, durante la anterior crisis que vivió el país.

El Instituto Nacional de Estadística publicó hoy la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre del año, el indicador del desempleo en España, añadiendo un nuevo dato al pesimismo de un país en crisis que no ve aún la salida del túnel en el que entró hace cuatro años.

El segundo trimestre del año suele ser un buen periodo para el mercado laboral, porque la temporada turística de la Semana Santa y el inicio de la temporada de verano fomentan habitualmente la contratación. Pero esta vez ni siquiera han logrado frenar la destrucción de empleo.

Entre abril y junio, el número de desempleados creció en 53,500 personas. El total de desocupados ascendía al cierre de junio a 5'693,100. La tasa de desempleo ascendió en 0,19% porcentuales desde el 24,44% del primer trimestre.

El gobierno de atribuyó el aumento del desempleo "indudablemente" a la recesión en la que el país volvió a entrar en el primer trimestre del año.

"Datos como estos nos tienen que llevar a intensificar las reformas y cumplir con el objetivo de déficit", dijo la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría.