Foto: USI.
Foto: USI.

El presidente del directorio de Agrobanco, Enrique Díaz Ortega, dio su apreciación sobre la evolución del sector agrario y lo que aún le falta lograr, en un contexto en el que el país se ve afectado por el fenómeno de El Niño y en vísperas de un proceso electoral, en el que las propuestas sobre el sector agrícola, entre otros más, se tornan altisonantes.

¿Cómo ve hoy en día al sector agrario?Lo que ha estado pasando en el agro es una evolución importante, muy favorable. Los últimos reportes de crecimiento indican que el sector que más crece es este, y ello tiene que ver, entre otras cosas, por el desempeño de la agroexportación.

¿Se ha visto apoyo en financiamiento al sector?El tema es amplio, porque hay una ausencia extraordinaria de financiamiento en el agro. Hace más o menos 15 años el 1% de los agricultores peruanos tenía algún tipo de financiamiento, ahora está bordeando el 15%. Ambas cifras son pobres, pero es una evolución importante respecto de lo que se tenía antes.Creo que todavía el sistema financiero no les ha tomado el pulso a los créditos al agro porque no hay el conocimiento suficiente sobre cómo funciona el sector en general.

¿El fenómeno de El Niño le ha afectado al sector?Afortunadamente no mucho. Hace casi un año se pensó que sería muy severo y realmente ha sido un Niño moderado; sin embargo, lo que se ha hecho es desarrollar políticas de prevención. Por ejemplo, que tomen algunas medidas dentro de su producción; que hagan drenes o que protejan mejor sus cultivos; es más, hemos pedido que ellos financien un poquito más de lo que nos piden. Incluso, en mucho más cultivos hemos exigido que tengan un seguro agrícola, pero esto no se pudo masificar porque todavía es una herramienta costosa.

¿Qué es lo que más se repite en las propuestas electorales para el sector?No quiero personalizar el comentario, pero lo que creemos firmemente es que hay que buscar sostenibilidad, que es muy importante. Uno tiene que cobrar lo que cueste producir, el Estado no tiene por qué perder dinero en este ejercicio. Un ejemplo de ello es que nuestra tasa de morosidad es de 2.5%, lo que quiere decir que casi el 98% de los agricultores son muy buenos pagadores, a pesar de que la tasa de interés es lo que llamaríamos una tasa de interés de mercado. Entonces, cuando de una manera forzada dicen que "la tasa de interés hay que bajarla", creo que tendrían que repensar ese planteamiento.

Entonces, ¿por dónde iría una mejor propuesta?Lo que el agricultor peruano necesita, antes de bajarle la tasa de interés, es procurar que tenga una generación de flujo de ingresos, es decir productividad; esa es la tarea. Si nosotros pensamos hacia adelante, cualquier régimen de financiamiento tiene que ser sostenible y no esperar que cualquier entidad subsidie a las empresas, porque a la larga va a perder. Se debe mirar el problema hacia el mediano y largo plazo, y no solo pensar en lo coyuntural.

¿Hay alguna propuesta ambiciosa?Hay una que recoge algo que ya hemos empezado a hacer y se enfoca en el tema forestal. Hemos visto que algunos de los candidatos le han tirado la puntería a este tema, porque el Perú tiene una deuda tremenda con este sector.Tenemos 10 millones de hectáreas deforestadas, tenemos una posibilidad impresionante de empezar a construir sanamente plantaciones, hay tecnología. Lo que está faltando es el financiamiento a escala; ese es un problema que no han logrado solucionar ni el Estado ni Agrobanco, porque estamos hablando de miles de millones de dólares puestos en juego.

¿Qué le parece el trabajo que ha venido haciendo el actual Ministerio de la Producción en el tema forestal?El ministerio ha creado un fondo mipyme por el cual se da un pedazo de tierra forestal, y nosotros, en simultáneo, estamos haciendo una cartera de crédito directo. Entonces, yo creo que el ministro ha entendido muy bien, porque ahí se ha acentuado un primer inicio. Insisto que eso solo es una primera semilla, porque todavía hay un tema bastante mayúsculo que atender.

¿Qué opinión tiene sobre la recién aprobada Política Nacional Agraria (PNA)?Para empezar, te da una visión del conjunto de las cosas sustantivas en el agro y no solo, como hemos estado escuchando, de cosas tan aisladas. Todo se tiene que ver de manera integral. Hay temas que tienen que ver con la tierra, el riego, la tecnología y canales de acceso. Fíjate que se concatenan todos estos factores, que difícilmente se mencionan en el agro.

¿Ustedes también han venido evaluando eso?Cuando financiamos a cualquier agricultor, le damos toda la cadena que debe tener para ser productivo. Lo ayudamos con la semilla que debe sembrar, lo guiamos en qué cultivo debe trabajar, las técnicas que debe aplicar, si tiene agua o no la tiene disponible, si está utilizando la tecnología apropiada y también en cuanto a los canales de comercialización. Si uno no entiende el agro de manera integral, difícilmente va a poder realizar un proceso de crecimiento importante, eso es un poco el mensaje de fondo de la PNA.

¿Qué lineamiento se debería seguir a futuro?Yo pienso que el Estado debe tomar la PNA de manera estratégica, hay un marco de acción que señala todos los rubros en los que hay que invertir tiempo y esfuerzo, y eso debe hacerse. En materia de financiamiento, yo insisto en que se debe desarrollar y mantener el tema de la sostenibilidad.

SABÍA QUE

  • En total, hay 2.2 millones de productores agrícolas, de los cuales solo 900,000 están articulados al mercado y 1.3 millones hacen agricultura de subsistencia.
  • De quienes están articulados al mercado, solo 300,000 tienen acceso al sistema financiero, los 600,000 restantes siguen fuera.

TAGS RELACIONADOS