La falta de liquidez de muchas empresas, producto de la disminución de sus ingresos, las ha obligado a endeudarse para subsistir hasta que se normalice el mercado, por lo que los negocios deberán considerar solicitar créditos al sistema bancario, en el marco del estado de emergencia por el

Sin embargo, al encontrarse en un contexto de nivel de ventas bajo y una mayor deuda asumida, los negocios deberán ejecutar planeamientos adecuados y sustentables para seguir contando con el apoyo de la banca comercial en sus planes de expansión futuros.

“En esta coyuntura de ajustada rentabilidad para los bancos, la tendencia en cuanto a las aprobaciones de solicitudes de crédito está orientada hacia los negocios que tengan un horizonte de recuperación adecuado”, comenta Diego Campos Scattolon, profesor del área de Finanzas de ESAN Graduate School of Business.

MIRA Sector privado en Estados Unidos perdió 2.7 millones de empleos en mayo

Entonces, de acuerdo con el especialista, para que una empresa esté debidamente preparada al momento de presentar una solicitud de crédito frente a un banco debe tomar en cuenta los siguientes aspectos:

Ratios financieros

Corresponden a indicadores que se obtienen del cruce de cuentas de los estados financieros de la empresa (balance general, pérdidas y ganancias, flujo de efectivo). Existen infinidad de ratios financieros, así como diversas maneras de calcularlos.

Sin embargo, cuando la banca comercial evalúa una solicitud de crédito por parte de una empresa, se enfoca principalmente en algunos que son críticos para la aprobación o negación de la solicitud.

Ante ello, es importante que las empresas los tengan debidamente identificados antes de hacer una solicitud formal a la banca. Cabe indicar que dichos ratios son en muchos casos específicos al sector económico en el cual se desenvuelve la empresa.

Paso a paso

El conocer a detalle cómo es el paso a paso que sigue una solicitud de crédito dentro de un banco permitirá a la empresa entender la importancia de entregar una información inicial completa, que termine reduciendo los tiempos de resolución de manera significativa, mediante la anticipación al envío de sustentos que la banca solicitará.

Productos financieros

En cuanto a los productos que ofrece la banca comercial, éstos se estructuran de acuerdo con la necesidad de cada cliente, pudiendo ser de corto y mediano plazo. Destacan el pagaré comercial, el financiamiento de importación y el de exportación, el arrendamiento financiero (leasing) y el retro-arrendamiento financiero (leaseback).

Dichos productos le pueden servir a la empresa para financiar el capital de trabajo inicial de un proyecto, la implementación de una nueva planta de producción, el reperfilamiento de pasivos, entre otros aspectos críticos para su crecimiento y sostenibilidad.

Variables a tomar en cuenta

Al momento de evaluar en qué banco le conviene solicitar el préstamo, la empresa, además de la TEA (tasa de interés efectiva anual), deberá considerar variables críticas como la TCEA (tasa all-in, que incluye la TEA y las comisiones asociadas), la Duration (muchas veces preferible a solo ver el plazo ofrecido), el cronograma de pagos, la estructura de garantías solicitada, entre otras.

Préstamos respaldados por otros negocios

Si es que la empresa no puede acceder a un crédito por contar con un flujo de caja ajustado, pocos años en el mercado u otra característica desfavorable, puede utilizar la figura de fianza solidaria, acompañada de un fideicomiso de flujos.

Con ello, una empresa con mayor trayectoria crediticia y estabilidad financiera podrá garantizar el repago de la deuda y hacer la solicitud inicial atractiva para la banca.