Las “empresas verdes” no solo te generan beneficios económicos, sino también sociales y ambientales. (Foto: Getty)
Las “empresas verdes” no solo te generan beneficios económicos, sino también sociales y ambientales. (Foto: Getty)

El reciclaje, la energía, los servicios ecológicos y la moda ahora son ámbitos importantes de los negocio que los emprendedores deberían tomar en cuenta. Al respecto, , director de economiaverde.pe detalla 5 oportunidades que se pueden aprovechar en el mercado peruano.

Un país megadiverso. El Perú es uno de los 17 países del mundo considerado megadiverso. La variedad de regiones geográficas, climas y ecosistemas, sitúa a nuestro país en una condición especial para ofrecer al mundo una amplia diversidad de productos de gran riqueza natural y cultural. Gracias a esto, se abren las puertas de mercados nicho que buscan productos únicos, con nuevos sabores, estética, beneficios nutritivos o incluso que incorporen un valor ancestral.

La fuerza millennial. Actualmente, el nuevo consumidor millennial representa el 40% del mercado activo. En el Perú, el 37% de ellos afirman haber fortalecido su relación con organizaciones cuyos productos o servicios impactan de manera positiva en el ambiente o la sociedad (Encuesta Deloitte 2019). Asimismo, según datos del 1er Reporte de Emprendimiento Social en el Perú, 7 de cada 10 fundadores de estos emprendimientos sociales y verdes pertenecen a esta misma generación.

Un entorno de colaboración. Así como economiaverde.pe, en el Perú existen otras plataformas u organizaciones que brindan oportunidades e incentivos para los ‘emprendimientos verdes’. Por ejemplo, la Cámara de Comercio de Lima o “Kunan”, a través de sus concursos anuales, otorgan premios de carácter económico y capacitaciones a emprendimientos de alto impacto social o ambiental. Por otro lado, también existen certificaciones, como “Sistema B”, que avalan a aquellas empresas que operan bajo la metodología social.

Inversión responsable. Para los nuevos inversionistas ya no es suficiente que las empresas cumplan con estándares de gestión ambiental, social y buen gobierno corporativo; sino que apuestan por aquellas que tengan un fin más profundo que el de generar dinero. Estos inversionistas de todas partes del mundo se están convirtiendo en potenciadores de nuevos emprendimientos sostenibles y, cada vez más, apuestan por ideas de negocio con impacto social y ambiental, y las aceleran con financiamiento y capacitaciones en centros de innovación internacionales.

Nueva regulación. Acuerdos y compromisos internacionales asumidos por el Gobierno Peruano están acelerando la creación de políticas, leyes y programas que abren espacio para que las “empresas verdes” tengan mayor participación en el mercado.

TAGS RELACIONADOS