Eduardo Poppe (izquierda) y Rodrigo Revoredo (centro) junto a Flavia Maggi.
Eduardo Poppe (izquierda) y Rodrigo Revoredo (centro) junto a Flavia Maggi.

Valor es una agencia publicitaria independiente. Quizás de la firmeza que tuvieron Juan Pablo Peschiera, Eduardo Poppe y Rodrigo Revoredo para dejar sus ‘cómodos’ trabajos para abrir la agencia, salió el nombre.

“En 2016, Poppe estaba en Kimberly Clark y yo, en Atlanta, trabajando para una multinacional, viendo cosas regionales y globales para Coca Cola. Así, en un momento ‘random’ le escribo a Poppe ¿en qué andas? Y le conté que estar en una multinacional es lindo, pero deberíamos hacer algo juntos. Poppe me respondió: yo te sigo hasta el fin del mundo y nos reímos”, dice Rodrigo Revoredo, socio de la firma, al programa Marcas & Mercados, de Perú21 TV.

Fue hasta 2019 en que estos amigos, que estudiaron en el mismo colegio y participaban en la misma banda musical, deciden abrir su agencia. Primero se juntaron Eduardo y Rodrigo, luego llegó Juan Pablo.

En los cinco años de existencia, Valor ha logrado casi 28 premios Effie, de los cuales tres son reconocimientos como la mejor agencia independiente por tres años consecutivos. Además de considerarse valientes y atrevidos, ¿qué ha llevado a la agencia a aumentar su facturación en doble dígito por tercer año consecutivo y tener hoy casi 100 empleados? El miedo es una de las respuestas.

LA MANCHA

Eduardo y Rodrigo dicen estar orgullosos de todas las campañas que con la agencia han realizado, pero las que les han traído más anécdotas y reconocimientos, así como buenos momentos, han sido “Hazlo realidad” de Claro, Panetón D’onofrio y “La Mancha” de Kotex.

Richard Thaler y Cass Sunstein sostienen en su libro Un pequeño empujón que: si tiene una mancha en la camisa, no se preocupe; probablemente nadie lo ha notado. Para los autores la gente presta menos atención de lo que uno cree.

Mira: Más del 50% de mujeres jóvenes aún no acceden al mercado laboral en Latinoamérica

Pero esto no ocurrió cuando la cantante Amy Gutiérrez se presentó en un programa de mediodía, en televisión abierta, con su pantalón blanco manchado de sangrado menstrual.

Tal fue la atención de los medios, que el hecho se volvió noticia, recibió críticas y varias celebridades le brindaron su apoyo como si se tratara de un problema o una enfermedad.

Sin embargo, la mancha de Amy fue a propósito como parte de la campaña de Kotex para concientizar lo normal que es la regla en las mujeres, así como para evitar que las niñas pierdan clases por la vergüenza de pasar un mal momento.

Lo anecdótico es que, si bien hubo el convencimiento de la marca y la agencia por la idea, también hubo mucho miedo sobre la reacción de una sociedad tan conservadora como la peruana. Pero, la causa y el encargo fueron más que suficiente para dar el paso.

“Hubo gente que no lo quiso hacer entre celebrities y medios. (...) Cuando le propusimos lo que nos dijo es: chicos, tengo demasiado miedo. Todos nos callamos y luego ella (Amy) dijo: por ello, tengo que hacerlo (...). Una idea de bastante riesgo implica un equipo muy comprometido, muy arriesgado”, concluye Revoredo.

DATOS

Antes de la campaña La Macha de Kotex, 8 de cada 10 niñas pensaban que la regla era una enfermedad.

Luego de la campaña, 9 de cada 10 niñas entendieron que menstruar es normal y no una enfermedad.

Kotex decidió llevar la campaña a otros países de Latinoamérica después del éxito que alcanzó en el Perú.

Perú21 ePaper, y pruébalo gratis.

VIDEO RECOMENDADO

Marcas&Mercados Valor Socio de Marcas: "Lo de Kotex (#Normalicemoslonormal) nunca pensamos que iba salir tan bien"

TAGS RELACIONADOS