(USI)
(USI)

La economía peruana creció en abril a su menor ritmo mensual en más de dos años ante un retroceso de la , pero pese a que la cifra estuvo por debajo de lo estimado por el mercado, que esperaba un 5,3%, no modificó sus expectativas de estabilidad monetaria.

El PBI se expandió un 4,37% en el cuarto mes del año, según cifras del (INEI). Esta tasa fue la más baja desde enero del 2010, cuando se expandió un 3,9%, mientras salía del impacto de la crisis financiera internacional del 2008 y 2009.

Pese a la desaceleración observada en los últimos meses, analistas prevén que el mantendrá estable su tasa de interés de referencia en un 4,25%, debido a que la inflación superior al 4%o anual permanece por encima del rango meta de entre 1% y 3%.

"Se mantiene la expectativa de que el Banco Central mantendrá su tasa clave de interés estable, porque la caída de la tasa de crecimiento es más pronunciada en el sector transable de la economía, mientras que el sector no transable mantiene una expansión vigorosa que debe mantener la presión sobre la inflación", dijo a Reuters el analista Pedro Tuesta de 4CAST.

La autoridad monetaria conservó este mes su tasa de interés de referencia para completar un año sin cambios, en medio de un crecimiento económico que permanece cerca de su potencial y dado que han comenzado a ceder los choques de oferta que habían alentado a la inflación.

Con la cifra de abril, la economía local creció un 5,58% en los primeros cuatro meses del año.

POR SECTORES El INEI explicó que los dos principales sectores generadores de mano de obra en Perú, la manufactura y la construcción, tuvieron un camino diferente.

La actividad fabril se contrajo un 4,25% en el cuarto mes del año, en una nueva desaceleración tras registrar en marzo su primer resultado negativo en cuatro meses, debido a un declive en la producción de bienes de consumo y de capital.

En contrapartida, la construcción –que registra un auge desde hace años debido a una gran demanda por viviendas y nuevas obras de infraestructura– anotó un vigoroso crecimiento del 15,18%, dijo el INEI.

Por su parte, el sector comercio –el segundo de mayor ponderación después de la manufactura en la elaboración del PBI– se desaceleró para crecer un 6,06%.

Respecto a la minería e hidrocarburos, considerado un pilar de la economía local debido a sus envíos al exterior, registró un crecimiento del 3,69%, por debajo del promedio general.

De todos los rubros, el sector pesca fue el más castigado al registrar en abril una estrepitosa caída del 48,55%, su mayor desplome en meses por una menor captura de especies destinadas al consumo industrial, como la elaboración de harina de pescado, de la cual Perú es el mayor productor mundial.