(USI)
(USI)

Un nuevo dolor de cabeza para el Ejecutivo. Los decretos 116 y 119, emitidos esta semana como parte de la reforma tributaria, fueron criticados por el sector empresarial porque reducen los beneficios a la exportación de servicios.

Con ello, la mayoría de los servicios brindados a los turistas extranjeros pagarán el Impuesto General a las Ventas (IGV), por lo que se elevarán los costos de los paquetes turísticos, alertó la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).

"Solo los servicios ofrecidos por el mismo operador no pagarían IGV, pero si se armara un paquete con visitas a restaurantes o espectáculos, tendría un sobrecosto de 18%", señaló Luis Villa, gerente general de Canatur.

Por su lado, la Cámara de Comercio de Lima afirmó que el sector pierde competitividad pues en otros países sí se hace la devolución total del IGV a los turistas.

Al parecer, el ministro de Comercio Exterior y Turismo, José Luis Silva, no fue informado sobre las normas.

Ayer se mostró desconcertado al ser consultado sobre el tema, pese a que fue aprobado el último martes en el Consejo de Ministros.

"Esperaremos que termine el plazo de la reforma para, luego, dar un análisis", respondió escuetamente Silva.

TENGA EN CUENTA

- ImpactoEl sector sufriría pérdidas pues ya se vendieron paquetes turísticos sin el sobrecosto del IGV.

- ReformaLas facultades legislativas otorgadas al Ejecutivo para la reforma tributaria vencen este 24 de julio.