(Reuters)
(Reuters)

EEUU creó un número de empleos por debajo de lo esperado en agosto, lo que prepara el escenario para que la Reserva Federal lance la semana próxima nuevos estímulos para impulsar a la mayor economía del mundo y asesta un revés a las aspiraciones de reelección de Barack Obama.

El Gobierno detalló que la economía creó 96,000 empleos en agosto, muy por debajo de los 125,000 esperados por los economistas consultados por Reuters. Si bien la tasa de desempleo bajó a un 8.1% desde el 8.3% registrado en julio, eso se debió mayormente a que más personas dejaron de buscar trabajo.

El débil tono del informe de agosto fue reforzado por las revisiones a la baja de las cifras de junio y julio, que mostraron que se crearon 41,000 empleos menos de lo estimado inicialmente.

La tasa de participación de la fuerza laboral, el porcentaje de personas que tienen empleo o están buscando uno, cayó a un 63.5% y alcanzó su menor nivel desde septiembre de 1981.

Los datos son un balde de agua fría para la campaña de Obama de cara a las elecciones de noviembre, porque la debilidad de la economía es una de las principales preocupaciones de los votantes.

La economía estadounidense ha experimentado tres años de crecimiento tras salir de la recesión en la que estuvo atrapada entre el 2007 y el 2009, pero la expansión ha sido lenta y la tasa de desempleo permanece sobre el 8% desde hace tres años, la racha más larga desde la Gran Depresión.