Daniel Maurate, ministro de Trabajo. (César Fajardo)
Daniel Maurate, ministro de Trabajo. (César Fajardo)

El ministro nos comenta los planes de su cartera y su preocupación por la alta tasa de informalidad juvenil en el Perú.

El 70% de la PEA es informal en el Perú. ¿Cuáles cree que son las razones que hacen que este problema persista a pesar del crecimiento económico?Hay dos temas importantes. Uno es cultural. Hay gente que piensa que la informalidad es un buen negocio, que estar al margen de la ley significa incrementar ganancias y pagar menos impuestos; y para combatir esto, estamos trabajando en sensibilizar a la población. Otro es la falta de supervisión del Estado. Con la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil), estamos trabajando en la fiscalización de determinados espacios territoriales.

¿Qué acciones tomará para mejorar las condiciones de empleabilidad?A largo plazo, tenemos que trabajar insaciablemente en la educación. En el corto plazo estamos insistiendo en la capacitación de los jóvenes y eso ayuda a insertarlos en el mercado laboral. Tenemos que enfrentar el problema de la baja productividad. Esta obedece a que existe una desarticulación entre la oferta formativa y la demanda laboral; por ello, las empresas que están buscando determinadas competencias en los trabajadores no las encuentran. Debemos impulsar una política pública del sistema dual para que los jóvenes vean de manera conjunta la parte teórica y práctica en la empresa. Estamos implementando los centros de empleo donde se está articulando este sistema. Frente al reclamo de los trabajadores para aumentar la (RMV), el gobierno tiene que tomar una decisión responsable. Se debe evaluar que la decisión que se tome no genere desempleo y, con este objetivo en la mira, es clave analizar la coyuntura económica y la situación financiera de las empresas, en especial de las más pequeñas. Lo menos que podemos hacer es actuar como populistas, porque las consecuencias se van a ver en el futuro.

El desempleo en los jóvenes es mayor al de la PEA. ¿A qué se debe esto?El desempleo juvenil está alrededor del 9% en el Perú, pero lo más grave es la informalidad. Así, el 82% trabaja en algo para lo que no ha estudiado y eso hace improductivas a este grupo de personas. No nos hemos quedado con los brazos cruzados. Estamos trabajando en la capacitación, profundizando Beca 18 e invirtiendo en la educación. Se busca incorporar el sistema dual en el programa de Jóvenes Productivos. Quisiera rescatar que, a partir del segundo semestre, el observatorio Ponte en Carrera va a permitir que los jóvenes sepan qué carreras son las más rentables, y qué carreras tienen el mayor número de profesionales en el mercado informal. Esta información eliminará muchos mitos y permitirá que el mercado se autorregule.

¿Cómo cree que el programa Jóvenes Productivos ha contribuido a reducir estas imperfecciones?La principal virtud de este programa es que incorpora a jóvenes en situación de pobreza y pobreza extrema al mercado laboral. Estamos pagando la capacitación de estos jóvenes, la cual no pueden cubrir por sus propios medios; contratamos a institutos de prestigio como Senati, Tecsup y Sensico, y luego buscamos que se empleen en actividades formales con acceso al pago de los servicios sociales.

¿Por qué no despega la bolsa de trabajo del Ministerio?En el Ministerio tenemos servicios muy buenos que incluyen asesoría para la búsqueda de trabajo, capacitaciones y difusión de las ofertas laborales a través de la bolsa de trabajo. Necesitamos difundir más los servicios de empleo en el país, y por eso agradezco a Perú21. Hay 27 centros de empleo en el ámbito nacional, que buscan articular la oferta y demanda laborales.

AUTOFICHA

  • Educación. "Soy abogado egresado de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, tengo un máster en Administración Pública del Instituto Ortega y Gasset".
  • Experiencia laboral. "Fui director general de la Dicscamec y vocal superior de la Corte Superior de Huara".

Por: Gionvanna Prialé (giovanna.priale@peru21.pe)