La CTS tiene una finalidad previsional, como una suerte de seguro de desempleo al que los trabajadores pueden acceder una vez culminado su vínculo laboral.
La CTS tiene una finalidad previsional, como una suerte de seguro de desempleo al que los trabajadores pueden acceder una vez culminado su vínculo laboral.

El Congreso de la República dio inicio ayer al debate del proyecto de ley que busca liberar el 100% de los fondos de la CTS para los trabajadores, con el fin de aliviar la situación de pandemia. Sin embargo, ante este panorama, la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) advirtió que dicha iniciativa afectaría la estabilidad del sistema financiero, puesto que hay cinco entidades con montos de mayores que sus activos líquidos.

Jorge Carrillo Acosta, profesor de Pacífico Business School, mencionó que el dinero de las captaciones de los bancos, como depósitos a plazo o CTS, no está en su caja fuerte, sino que está colocado en el sistema. Por lo que un retiro masivo generaría un golpe enorme para algunas entidades financieras que no tienen una caja tan grande. Sobre todo hablamos de las empresas más chicas, como las cajas municipales y cajas rurales, dijo.

“Puede ser un efecto dominó que sería terrible, imagina que alguna de estas empresas no pueda pagar la CTS por [falta de] liquidez. Primero la gente se va a asustar, y puede generarse una corrida de ahorros. La gente se mueve en masa y por expectativa. (…) Esto puede generar un efecto en cadena muy peligroso. Hay que tener cuidado con eso”, acotó.

MIRA: Proponen un límite al retiro de la CTS

Subrayó, además, que esta ley favorecería solo a personas con empleo formal, alrededor de 3,5 millones de personas, menos de la cuarta parte de la PEA (17 millones). Es decir, son personas que está trabajando y reciben un sueldo. Aunque hizo la salvedad que existen casos en los que hay trabajadores en suspensión perfecta, o que le redujeron el sueldo, así como hay hogares donde un miembro se enfermó de COVID-19, y a nivel familiar han visto perforada su caja.

Por ello, dijo que este proyecto de ley se podría entender siempre y cuando sea acotado, pero el hecho de no especificar en qué casos, y no ponerle tope máximo al monto de retiro, puede hacer que se desvirtúe el sentido de la CTS.

El laboralista César Puntriano, socio del estudio Muñiz, coincidió en este último punto y explicó que la CTS tiene dos finalidades, una promocional, que sirve para acceder a créditos y mejores intereses; y una previsional, que es la más importante y es una suerte de seguro de desempleo al que los trabajadores pueden acceder una vez culminado su vínculo laboral.

MIRA: Comisión de Trabajo del Congreso aprueba iniciativa para el retiro del 100% de la CTS

El problema que anotó el abogado es que los gobiernos han venido utilizando la CTS como fuente de liquidez, para darle mayor dinamismo a la economía. Y recordó que el año pasado, en el marco de la emergencia se dispuso que cada trabajador retire hasta 2.400 de su CTS. Y los trabajadores que estaban en suspensión perfecta también podían retirar hasta tres sueldos, uno por mes.

Bajo esa óptica, Puntriano prevé que la norma quizás no tenga mayor impacto porque mucha gente ya ha sacado de los fondos de su CTS, y solo va a beneficiar a los trabajadores formales. “La SBS ha dicho que el 83% de los trabajadores tienen menos de tres salarios de CTS ahorrados. No hay mucha gente que se pueda beneficiar”.

“Lo que debería hacerse es ser más eficientes en el pago de bonos, las ayudas de gobierno para personas desempleadas y los que han perdido sus ingresos. No puedes establecer estas medidas de manera general, porque no todos los trabajadores están en la misma situación. La medida no es positiva”, refirió.

VIDEO RECOMENDADO

Salud dental y Covid-19: Lo que debes saber
Salud dental y Covid-19: Lo que debes saber