La , Sylvia Cáceres, afirmó que la figura del trabajo remoto, aplicada al sector privado y público, es la modalidad que el Gobierno considera para las personas que tengan factores de riesgos del COVID-19, pensando en cuidarlas pero no en discriminarlas.

MIRA Obesidad y sobrepeso: ¿Cuántas personas sufren de estas condiciones en el país?

“Si algunos malos empleadores quisieran encontrar en esos factores de cuidado de los trabajadores una razón para discriminarlos sería un acto discriminatorio, pero es una decisión injustificada de los empleadores y puede ser denunciada ante la inspección de trabajo para que intervengamos”, dijo en conversación con “Latina”.

En referencia al sector formal, Cáceres manifestó que “en el campo de la formalidad tenemos mucho más que hacer, por eso es que la reactivación progresiva de las actividades económicas va a incidir en ese circulo virtuoso al poner en marcha actividades productivas, generar contratos de trabajo, emplear a quienes han visto sus labores interrumpidas”.

Respecto a los trabajadores independientes, dijo que el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) y el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) garantizarán que a lo largo del mes de mayo y de los primeros días del mes de junio se haya llegado a más de 6 millones de familias con dicho subsidio.

Además, indicó que el Ministerio de Salud (Minsa) señala dichas consideraciones para que las personas con factores de riesgo puedan volver a desarrollar actividades presenciales. “Si el sector salud en diálogo con los sectores productivos en encuentra una oportunidad de mejora yo creo que hay que implementarla”, agregó.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

Personas con obesidad no podrán trabajar hasta fin de la pandemia por ser un factor de riesgo grave

ESTAS HISTORIAS TE PUEDEN INTERESAR