(Bloomberg)
(Bloomberg)

La actividad del sector privado en la zona euro se contrajo en febrero y pasó de 48.6 puntos (en enero) a 47.3 puntos, según el índice PMI de la empresa Markint.

Cabe precisar que cuando el indicador supera los 50 puntos significa que hay un crecimiento.

"Estos resultados son decepcionantes y ponen en evidencia que se recrudece la recesión en el sector privado de la zona euro, preámbulo de una cuarta caída trimestral consecutiva", indicó la empresa.

Asimismo, recordó que la actividad global no ha parado de caer en los últimos 18 meses.

El economista del banco ING, Peter Vanden Houte, señaló que estos datos reflejan que la economía real de la zona euro "sigue pasándola mal".

"Se necesita mucho más para poner a la zona euro en el camino del crecimiento duradero. La austeridad prolongada, la subida del desempleo y la revalorización del euro tienen consecuencias negativas para la confianza", aseguró.