(USI)
(USI)

Según las proyecciones del Scotiabank, en el 2012 el crecimiento del sector construcción bordearía el 9%, por encima del 5.5% que registraría la economía en su conjunto. Dicha estimación supone que el consumo interno de cemento alcance un promedio mensual de alrededor de 800 mil TM, mientras que el año pasado sumó 740 mil TM.

Esta evolución positiva estaría sustentada principalmente en la recuperación de la inversión pública, luego de la caída de 17% registrada durante el 2011. De esta forma, se estima que los fondos estatales destinados a este rubro crezcan en 23%, alcanzando un monto equivalente al 5.3% del PBI.

Las principales razones tras estas proyecciones son una importante expansión de la inversión pública de los gobiernos regionales y locales, así como los mayores recursos asignados a los proyectos de inversión pública del gobierno central, con el fin de mejorar la infraestructura vial, educativa y de salud.

Por su parte, la inversión privada registraría un crecimiento de 8%, según el Scotiabank, lo que supondrá una desaceleración respecto del 11.7% del 2011.

A nivel desagregado, resalta la edificación de viviendas, tanto por parte de empresas constructoras formales como de la autoconstrucción, al tomar en cuenta la sostenida mejora de los ingresos de la población, el aún elevado déficit habitacional y las bajas tasas de interés para los créditos hipotecarios.

Asimismo, se espera que siga el dinamismo de la construcción de infraestructura dirigida al sector retail –centros comerciales, supermercados, tiendas por departamento, home center– debido al bajo nivel de penetración, en particular, en provincias.

Finalmente, el departamento de estudios económicos de la entidad financiera advierte sobre una desaceleración en la edificación de infraestructura dirigida al sector productivo, en especial al sector minero. Esto por los conflictos sociales han originado la postergación de Tía María (Southern) y Minas Conga (Newmont).