(USI)
(USI)

Mañana a partir de las 10 de la mañana, el Pleno del Congreso de la República retomará el debate de la ley del Servicio Civil, con la que el Gobierno busca iniciar la reforma del empleo en el sector público y que, en una primera etapa, abarcará a cerca de 600 mil trabajadores.

Como se recuerda, el miércoles de la semana pasada, las bancadas , el cual se prolongó hasta la madrugada, pero no lograron un consenso.

PUNTOS CONTROVERSIALESLos partidos no se ponen de acuerdo sobre los beneficios sociales y laborales del nuevo régimen (gratificaciones CTS y lactancia), el proceso que se seguirá para evaluar el desempeño de los trabajadores, las condiciones bajo las que se mantendrá la estabilidad laboral y los casos en los que se podrá validar la negociación colectiva (proyecto del Ejecutivo no permite para aumento de sueldo).

Otro de los puntos controversiales de este proyecto es un artículo que resta facultades al Parlamento para definir el presupuesto de sus propias planillas y las escalas salariales de sus trabajadores. Para Josué Gutiérrez, titular de la Comisión de Presupuesto, ello "no es aplicable en términos de autonomía".

El presidente Ollanta Humala ya invocó al Poder Legislativo a conciliar sus posiciones y aprobar la ley. También ha criticado las violentas protestas de los trabajadores estatales en contra de esta reforma. "No nos acostumbremos a solucionar los problemas del país en las calles", ha dicho.

Por su parte, el ministro de Economía, Luis Castilla, indicó que esta es la de este Gobierno. "No se vulnerarán los derechos sociales. Si bien el debate es bueno, también es urgente e imprescindible que se apruebe", comentó.

La legislatura parlamentaria culmina este 5 de julio. Si esta ley no se aprueba esta semana, tendría que esperarse hasta agosto para volver a debatirse.