(PerúHardware)
(PerúHardware)

A nuestras casas llegan dos tipos de señales de televisión: la TV Abierta (América, Panamericana, ATV, etc.) y la TV Pagada.

Esta última, tradicionalmente conocida como "cable", hoy llega a 36% de hogares peruanos a través de cable físico o satélite, formal o informalmente, y es provista por una serie de proveedores que varían de región en región.

Así, por ejemplo, hay 11 en Lima, diez en Piura, ocho en Lambayeque, entre otros.

Las conexiones informales, que representan el 52% del total de hogares con acceso, se presentan en varias modalidades, estas son de cuatro tipos: la más conocida es aquella en la cual una persona "pincha" los cables físicos que llevan señal a un vecino, con o sin su consentimiento, a través de un divisor de señal.

También se observan casos de usuarios conectándose a la red satelital vía un decodificador que "desencripta" la señal del satélite, a través de receptores Free to Air alterados.

Existen, de otro lado, casos de piratería de señales mediante la manipulación de los equipos decodificadores de las operadoras, sea adquiriendo el servicio y luego quedándose con los equipos tras darles de baja, o comprándolos en el mercado negro.

Finalmente, están las empresas que teniendo concesión del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), desarrollan prácticas informales, conectándose a la red formal de otro proveedor sin previo acuerdo ni pago.En los últimos diez años, el uso de la TV Pagada ha pasado de 9% a 36% (como se señaló anteriormente), pero la informalidad ha aumentado de 6% a 52%, lo cual nos hace los líderes regionales.

Según nuestras estimaciones, por cada tres usuarios nuevos que han capturado los informales, uno ha abandonado al operador formal, atraído por los menores precios, por lo que la informalidad funciona como el competidor dominante de los mercados de TV Pagada, disciplinando los precios. De hecho, actualmente podemos afirmar que la informalidad lidera las ventas en 16 regiones, mientras que la formalidad lidera el mercado en solo nueve: Movistar en 4, DirecTV en 3, Claro en 1 y Star Global en 1.

UN ESTADO AUSENTELos mercados *deben generar los incentivos necesarios *para una "sana destrucción creativa" que fomente el desarrollo de nuevas tecnologías a menores precios en beneficio de los usuarios.

El caso de la TV Pagada es emblemático, justamente por la ausencia de un Estado fiscalizador.

Actualmente, no hay un régimen sancionatorio aplicable a las empresas concesionarias con prácticas informales; es poco frecuente que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) cancele la concesión por la redistribución no autorizada de la programación de otro concesionario, y no se observa una coordinación básica entre las autoridades involucradas: Sunat, MTC, Policía Nacional del Perú y Poder Judicial.

Es claro que no hay voluntad política para reducir la informalidad, aunque anualmente se pierdan más de 300 millones de soles en impuestos (solo en Impuesto General a las Ventas). Hacerlo es impopular y las elecciones no cambiarán esta realidad.

Cualquier mejora parece que tendrá que provenir de acciones empresariales, como lanzar paquetes que compitan con la oferta informal o la digitalización de la red. Es un mercado sin Estado.

Por: Fernando Cáceres/Contribuyentes por Respeto

Este estudio ha sido realizado por Contribuyentes por Respeto como parte de Infraestructura para Todos.

TAGS RELACIONADOS