(Bloomberg)
(Bloomberg)

El Gobierno de Portugal informó hoy que la y el (FMI) habían concluido su trabajo de revisión del más reciente rescate del país, indicando que no existen obstáculos pendientes para que Lisboa reciba el próximo tramo de ayuda de 2,000 millones de euros.

La revisión, que había sido prácticamente terminada en marzo, se topó con problemas el mes pasado cuando la corte constitucional rechazó algunas de las medidas de austeridad de este año. Pero el Gobierno presentó un plan para compensarlas, junto a pasos para una mayor reducción del déficit hasta el 2015 por 4,800 millones de euros.

Representantes de los prestamistas estaban en Lisboa la semana pasada para estudiar minuciosamente los recortes al gasto.

"El gabinete se reunió hoy para ser informado sobre el término de los trabajos relacionados a la séptima evaluación y confirmar las condiciones necesarias para sellarla", dijo el Gobierno en un comunicado luego de una reunión extraordinaria.

Portugal emitió la semana pasada su primer bono a 10 años desde el rescate, que llevó el rendimiento de su deuda a su nivel más bajo desde el 2010. Sin embargo, persisten preocupaciones sobre la profunda recesión del país y la creciente oposición al programa de austeridad ordenado bajo el rescate.