(USI)
(USI)

La del Gobierno de adquirir los activos de en el Perú sigue recibiendo críticas. ComexPerú señaló que existen sólidas razones por las que el Ejecutivo no debe caer en "la tentación de participar en asuntos empresariales".

En esa línea, criticó la propuesta de para adquirir la refinería La Pampilla y la cadena de grifos, entre otros activos de la compañía española, ya que la empresa estatal tendría que asumir US$ 1,700 millones en pasivos. "El Gobierno intenta jugar a ser empresario", agregó.

En el semanario ComexPerú 700, el gremio indicó que "*un viaje por la historia" sería una de las cosas que la gestión de necesita*, puesto que allí se demuestra que el rol empresarial que desea fomentar "ya fracasó" en el pasado.

De acuerdo con el Instituto Peruano de Economía, en 1969, a inicios del mandato de Juan Velasco Alvarado, "las pérdidas acumuladas de las empresas públicas ascendían a solo US$ 46 millones. Una década después estas sumaban US$ 2,481 millones (equivalentes al 10% del PBI), es decir, se multiplicaron por 54 en tan solo diez años".