Tras el anuncio que hizo Cinemark, que permitirá a los clientes ingresar a las salas con productos similares a los que expenden los cines, ha anunciado que aún evalúa que paso tomará. 

El gerente general de Cineplanet, Fernando Soriano, señaló que "la empresa está en plena evaluación para analizar si el camino correcto a seguir es tomar la vía judicial para apelar a la resolución que les ordena permitir el acceso de sus consumidores a las salas de cine con alimentos y bebidas propios".

Asimismo, el ejecutivo recalcó que un impasse entre la empresa e Indecopi no debería perjudicar la experiencia que Cineplanet brinda a sus clientes por ello fue enfático al aclarar que los precios de la cadena no subirán. 

"Nosotros, como negocio, no vivimos solo de vender entradas al cine. Si este ticket promedio lo desglosas, le sacas el IGV, que es un 18%, y le sacas el impuesto municipal, que es 10%, ya estás hablando de casi un 30% de impuesto que va al Gobierno Central y Regional. Te quedas con S/9 de ingresos; y luego, la mitad de eso va para el distribuidor —el dueño de la película—. Nosotros nos quedamos con ese S/4,50 de utilidad bruta. El cine no puede vivir con eso", dijo Soriano al mencionado medio. 

Soriano agregó que dentro de los costos del cine están la renta en el centro comercial, impuestos, arbitrios, colaboradores, " por eso, si se mide la canchita que vendemos versus la canchita de mi casa, hay una serie de costos diferenciales que consideramos".