(AP)
(AP)

y se mostraron alarmadas hoy por el estado de la economía global y exhortaron a las naciones de la región Asia-Pacífico a protegerse forjando lazos regionales más profundos.

El presidente chino, , sostuvo que Pekín haría todo lo posible para impulsar al Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico () al reequilibrar la economía de su país, la mayor de Asia, a fin de mejorar las posibilidades de una recuperación global.

El presidente ruso, , afirmó que las barreras comerciales debían eliminarse, en la apertura de la cumbre realizada en una pequeña isla conectada con el puerto pacífico de Vladivostok a través de un espectacular puente nuevo, el cual simboliza el giro de la atención de Moscú hacia Asia desde la endeudada Europa.

"Es importante construir puentes, no muros. Debemos seguir luchando por una mayor integración", dijo Putin a los líderes de APEC, sentados en una mesa redonda en una habitación con vistas del puente, una construcción suspendida con cables que costó US$1,000 millones y es la mayor de su clase.

"La recuperación de la economía global está vacilando. Solo podemos superar las tendencias aumentando el volumen de comercio en bienes y servicios y aumentando el flujo de capital", aseveró.

Hu dijo a los líderes empresariales antes de la cumbre que la economía mundial estaba tropezando por "factores desestabilizadores e incertidumbres", y que la crisis que estalló en 2008-2009 estaba lejos de terminar. China jugará su papel, indicó, en reforzar la recuperación.

Por su parte, Hu se refirió a los planes de China, que ha visto cómo se desaceleraba su crecimiento conforme empeora la crisis de deuda europea, para inyectar US$157,000 millones en inversiones en infraestructuras de agricultura, energía, ferrocarriles y carreteras.

Hu dejará su cargo en otoño boreal luego del congreso del gobernante de China –mientras el país atraviesa por una crucial transición de poder– pero prometió continuidad y estabilidad para la economía.