“Un país con infraestructura adecuada es sumamente importante para el aprovechamiento de las últimas tecnologías", comentó César Peñaranda, director ejecutivo del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la CCL. (Foto: Andina)
“Un país con infraestructura adecuada es sumamente importante para el aprovechamiento de las últimas tecnologías", comentó César Peñaranda, director ejecutivo del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la CCL. (Foto: Andina)

La Cámara de Comercio de Lima (CCL) reportó que la Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica, a la fecha, solo utiliza el 10% de su capacidad, según estudios realizados por el Banco Mundial (BM), tras considerar que el país se encuentra rezagado en adopción de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

César Peñaranda, director ejecutivo del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la CCL, afirmó que la inversión moderna en telecomunicaciones es muy reciente, dado que se inició con la operación de la Red de fibra óptica en el año 2016 y luego con la adjudicación de la banda ancha para seis regiones a fines de 2018.

El gremio empresarial ha identificado un total de 13 proyectos de inversión en telecomunicaciones por un monto de US$ 902 millones, cuyas construcciones se iniciarían entre 2019 y 2024.

“Un país con infraestructura adecuada es sumamente importante para el aprovechamiento de las últimas tecnologías que guían las estrategias de digitalización”, manifestó Peñaranda,

“Perú podría mejorar su acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) pues en el reciente Ranking de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, específicamente en Adopción de las TIC, ocupamos el puesto 98 entre 190 países evaluados, posición muy rezagada entre los países de la Alianza del Pacífico”, agregó.

Dicha cartera de inversión, a cargo del Fondo de Inversión en Telecomunicaciones (Fitel), comprende 11 proyectos para la instalación y creación de banda ancha estimados en US$ 816 millones cuyo fin es llevar conectividad y desarrollo social a las regiones de Puno, Áncash, La Libertad, Junín, Arequipa, Amazonas, Lima, Huánuco, San Martín e Ica.

Además se tienen dos proyectos destinados a telefonía móvil como segunda categoría de inversión destinados a los distritos más pobres de la zona norte y sur, estimados en US$ 86 millones.

“Por eso es sustancial contar con inversiones en TIC para fomentar el acceso y el uso de los servicios públicos de telecomunicaciones, siendo esenciales para la población rural. De esa manera se contribuye a reducir la brecha digital impulsando una mayor conectividad a nivel país”, anotó Peñaranda.