Castilla participa en la asamblea general del BID. (USI)
Castilla participa en la asamblea general del BID. (USI)

El rápido crecimiento de algunos países de la región como Chile, Colombia y Perú ha vuelto a poner el foco en Brasil, el gigante de la región, cuya economía relativamente cerrada y de altos impuestos está marchando ahora debajo de su potencial. Ese ha sido el debate central del fin de semana en una reunión del Banco Interamericano de Desarrollo () en Montevideo, Uruguay.

Además, fuertes grupos empresariales que buscan proteger sus rentables posiciones en un mercado interno de 200 millones de personas se han resistido a acuerdos de libre comercio. Eso ha dejado a los consumidores en una posición desventajosa. Un ejemplo: el iPhone 4S se vendía a US$1,250 en Brasilia en febrero. En Amazon, puede conseguirse por la mitad.

"Hay dos visiones", dijo en la capital uruguaya el ministro de Hacienda de Colombia, Juan Carlos Echeverry, acerca de cual es el modelo económico a seguir: uno abierto o cerrado.

La mayoría de los economistas ahora dicen que Brasil crecerá solo en torno al 3,3% este año, mientras que el y Colombia está tan seguro de su expansión que el Banco Central ha subido de manera agresiva las tasas de interés.

"En las economías abiertas, como Perú, hay un menor número de distorsiones en el mercado, a diferencia de las economías que tienden a cerrarse y crear nuevas barreras artificiales", dijo el ministro de Economía peruano, Luis Miguel Castilla, en Montevideo.

"Eso también significa que la capacidad de las empresas en las economías abiertas para adaptarse a un contexto de competencia internacional es mucho mayor", añadió.

Castilla dijo que si bien los países pequeños que dependen de las exportaciones de productos básicos pueden sufrir golpes cuando los precios caen, también pueden recuperarse rápidamente.

Echeverry y Castilla se negaron a referirse de forma explícita a los desafíos de Brasil, pero promocionaron el éxito de sus esfuerzos por racionalizar los impuestos, bajar los aranceles e incrementar las inversiones públicas.