El fenómeno de la migración de ciudadanos venezolanos que ha traído a la fecha a más de 859,000 ciudadanos a nuestro país ha generado una serie de cambios.

Uno de ellos y quizás el más importante se ha evidenciado en el ámbito laboral y la manera como las empresas han efectuado cambios para la contratación de personal y la adecuación de la normativa en relación a estos nuevos empleados.

El estudio ‘Retos y oportunidades de la migración en el sector empresarial peruano’, desarrollada por Aptitus y la ONG Acción contra el Hambre mostró que el 90% de la cantidad de extranjeros en el Perú se encuentran en edad de trabajar.

Respecto a las empresas y la contratación del personal se conoció que cerca del 50% de estas cuentan con profesionales venezolanos, según precisó Alejandra Fonseca, gerenta de Aptitus.

La investigación, además, reveló que el 48.2% de empresarios desconoce los procedimientos de contratación formal de ciudadanos extranjeros y un 32.4% de los empresarios encuestados- que han trabajado con profesionales venezolanos- considera que la experiencia ha sido gratificante por lo que la recomendaría a este personal otras empresas.

Sin embargo existen resultados que evidencian que existen empleadores que prefieren no contratar personal extranjero, un 41% de ellos señala que apuesta por la contratación local, un 27.9% no especifica, un 22.1% no considera esta opción y un 9% desconoce el marco legal.

“Los empresarios deben considerar las aptitudes, habilidades y competencias de sus colaboradores por encima de cualquier tipo de sesgo. El capital humano es el principal generador de valor de las organizaciones, el cual a su vez generará innovación y rentabilidad a largo plazo” aseveró Fonseca.