Manifestantes se dirigen este domingo al estadio Maracaná. (AFP)
Manifestantes se dirigen este domingo al estadio Maracaná. (AFP)

El Gobierno de hará recortes presupuestarios o subirá los impuestos para compensar cualquier alza del gasto social en respuesta a las protestas que sacuden a todo el país, según el ministro de Hacienda, .

En una entrevista publicada hoy por el diario O Globo, Mantega recalcó el compromiso del gobierno de con sus metas fiscales, pese a las demandas de los manifestantes por mayor gasto en salud y educación, menores precios del transporte público y una mejora de su calidad.

El ministro dijo que cualquier medida en ese sentido será compensada "con un corte de gastos u otro impuesto", aunque aclaró que aún no sabe qué tasa podría aumentar en ese caso.

La moneda brasileña ha caído casi un 14% desde mediados de abril, también por las indicaciones de la Reserva Federal , lo que hace más atractivos los activos en dólares.

Mantega aseveró que el tipo de cambio ahora perjudica a Brasil, pero dijo creer que se trata de una "turbulencia pasajera".

Según O Globo, la presentados en respuesta a las reclamaciones de los manifestantes acarrearían gastos por 50,800 millones de reales (unos US$22,800 millones) para el erario público.

La mayor partida sería con la propuesta legislativa de dedicar el 10% de los Ingresos Corrientes Brutos del Estado a la Salud, que ascenderían a entre 35,500 y 40,000 millones de reales (entre US$15,900 y US$17,900 millones).

Para este domingo están convocadas dos manifestaciones que se dirigirán al estadio Maracaná, donde Brasil y España disputarán la final de la .