La bolsa de Madrid fue la única que subió este viernes. (AP)
La bolsa de Madrid fue la única que subió este viernes. (AP)

Los principales mercados europeos cerraron la semana con leves pérdidas en la jornada pero con fuertes retrocesos en la semana, debido a la preocupación que genera la crisis en el viejo continente, sobre todo por la y la fragilidad del sistema financiero español.

En la jornada de este viernes las alzas de los títulos bancarios ayudaron a moderar las pérdidas.

De este modo, las constantes caídas de los últimos días ubicaron a las acciones en mínimos desde fines de 2011 y anotaron sus peores semanas en lo que va corrido del año.

Como en otras ocasiones, el FTSE MIB lideró las caídas durante la semana con un -7,09% en sus últimas cinco sesiones, mientras que hoy cedió un 0,31%. El Ibex de Madrid, en tanto, que hoy fue la única plaza que subió un 0,44%, durante la semana retrocedió un 6,13%, anotando, de paso, su peor semana en lo que de 2012.

En Fráncfort, el principal mercado de Europa y uno de los pocos que aún acumula ganancias en el año, el Dax cayó un 0,60%, mientras que en las últimas cinco jornadas acumulo pérdidas de 4,69% y cerró en su mínimo desde el 16 de enero.

El CAC de la bolsa de París, que perdió hoy un 0,13%, en la semana cayó un 3,89% y quedó en su mínimo desde el 19 de diciembre de 2011.

En lo que respecta al FTSE de Londres, el indicador anotó una variación negativa de 1,33%, mientras que en la semana acumuló un retroceso de 5,52%, su peor nivel desde el 25 de noviembre de 2011.

Hoy España le robó el protagonismo a Grecia como principal foco de inquietud en los mercados financieros. La noticia del descalabro bursátil sufrido ayer por Bankia traspasó las fronteras.

Solo unas horas después, Moody's se encargó de multiplicar la presión sobre el sector financiero español al anunciar la rebaja de ráting a 16 bancos.