(USI)
(USI)

El (BID) estimó hoy que Perú crecerá 5.5% el próximo año gracias a su fortaleza macroeconómica frente a la desaceleración económica mundial.

El representante del organismo multilateral en nuestro país, Fidel Jaramillo, resaltó que la economía nacional cerrará el 2012 con un crecimiento de 6%, tal como lo estimó en abril del presente año, mientras que otras naciones se han desacelerado.

"Cuando todos pensaban que Perú crecería solo 5% este año, el BID anunció que crecería 6%, y cerraremos a esa tasa, así que fuimos acertados. Ahora, creo que 5.5% es una muy buena tasa de crecimiento y podemos llegar a ella el próximo año", declaró a la agencia Andina.

Indicó que Perú se encuentra en una posición privilegiada para enfrentar los efectos de la volatilidad financiera mundial, por sus mayores reservas internacionales, menor deuda externa y mayor inversión pública y privada.

"Creo que la fortaleza macroeconómica, fiscal, monetaria y financiera da a Perú la posibilidad de estar mejor preparado para afrontar cualquier vaivén internacional que otras economías emergentes", refirió.

Sin embargo, explicó que la tasa de 5.5% es posible de no producirse una recesión prolongada en Europa o una desaceleración en China, lo cual al parecer no sucederá.

"Vemos que esto no se está materializando y que más bien la economía de Estados Unidos está creciendo, aunque lentamente, dando empuje a la economía global", manifestó.

Asimismo, Jaramillo resaltó las iniciativas lanzadas por el Gobierno para dinamizar el mercado financiero y elevar la inclusión financiera, lo que permitirá un crecimiento más acelerado de la economía.

"Todas estas medidas para dinamizar el mercado, acceder a otras formas de financiamiento en el mercado de capitales, así como identificar instrumentos para ayudar a las pequeñas y medianas empresas (pymes) a financiar su inversión, son políticas acertadas", dijo.

También resaltó el trabajo del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y de una serie de instituciones, como Cofide, el Banco de la Nación, la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) y bancos multilaterales, para aumentar la inclusión financiera.