El Banco Central de Reserva del Perú (BCR). (Foto: Andina)
El Banco Central de Reserva del Perú (BCR). (Foto: Andina)

En un contexto de bajo crecimiento económico, la semana pasada el (BCR) mantuvo su tasa de referencia en 2.75%. Sin embargo, "el comunicado de la reunión mostró cambios que develaron un 'tono dovish' (buscan flexibilizar o ablandar sus medidas) por parte del BCR", señaló el BCP en su último reporte económico.

En particular, destacó que el comunicado incluyera las siguientes expresiones: primero, que se proyecta que la inflación se ubique alrededor del 2% en el horizonte de proyección, con un sesgo a la baja por la posibilidad de un crecimiento de la demanda interna menor al esperado.

En segundo lugar, el directorio considera apropiado mantener la posición expansiva de la política monetaria y se encuentra atento a la nueva información sobre la inflación y sus determinantes, para evaluar ajustes a esta posición.

El episodio más reciente donde se comenzó a utilizar la última expresión fue en noviembre de 2016, meses antes de iniciar el último ciclo de recortes de tasa del BCR (la tasa de referencia pasó de 4.25% en abril de 2017 a 2.75% en marzo de 2018).

"Luego de la información del Reporte de Inflación y el último comunicado de política monetaria, prevemos que el BCR puede recortar su tasa de referencia desde 2.75% a 2.25% debido al contexto de lento crecimiento económico (una brecha de producto más negativa), sesgo a la baja para la inflación, y expectativas de inflación que se podrían reducir en los próximos meses hacia el punto medio del rango meta (2%)", apuntó el banco.

Dichos recortes de tasa podrían ocurrir entre el cuarto trimestre del año y el primero de 2020.

Para determinar el momento oportuno del recorte de su tasa de referencia, el BCR evaluará en los próximos meses: (i) la evolución de las tasas de mercado, (ii) el desempeño de la inversión pública, (iii) la trayectoria de la inflación y sus expectativas, y (iv) el desenvolvimiento del entorno internacional y recortes de tasas por parte de Bancos Centrales en países desarrollados y emergentes.