El Banco Central de Reserva del Perú (BCR). (Foto: Andina)
El Banco Central de Reserva del Perú (BCR). (Foto: Andina)

En los próximos meses el reduciría nuevamente su tasa de interés de referencia, según estimaciones del banco Scotiabank.

De acuerdo con el reporte semanal de su Departamento de Estudios Económicos, Scotiabank señaló que la medida se justificaría por la cantidad de riesgos que afronta la economía el próximo año, principalmente asociados a la actividad económica mundial y a la volatilidad de los mercados financieros internacionales.

Por otro lado, considera que a corto plazo no hay mucho espacio para una nueva reducción, pues de producirse, la tasa real podría ubicarse alrededor de cero (siempre que se mantenga la inflación esperada a 12 meses), lo que en teoría proporcionaría una señal negativa para los agentes económicos.

En este contexto sería necesario una menor expectativa de inflación a 12 meses para que se amplíe el espacio y la tasa de interés real pueda seguir bajando.

Perspectivas

Durante el tercer trimestre de 2019, 46 bancos centrales han recortado sus tasas de interés o implementado medidas de estímulo monetario, según el portal CentralBankNews.info en respuesta a una sincronizada desaceleración global. Este es el número más alto desde el 2015.

El Perú no es ajeno a este contexto internacional. Tras reducir la tasa de interés de referencia de 2.75% a 2.50% en agosto y haberla mantenido estable en setiembre, hay espacio para una reducción adicional, a 2.25%, la misma que funcionaría como una especie de seguro, aunque el BCR ha dado señales mixtas al respecto, indicó el reporte.

Si bien el sesgo que vemos en la tasa de interés es hacia abajo, no es claro que el movimiento sea inminente.

El presidente del BCR, Julio Velarde, ha sugerido una dirección estable de las tasas, al menos en el corto plazo, pues considera que una reducción del costo del dinero no tendría efecto cuando el nivel de créditos esta acotado en medio de un escenario de incertidumbre política.

A ello se agrega el hecho que la posición actual de la política monetaria ya es bastante expansiva, tal como se consigna en el último Reporte de Inflación del BCR. Esto significa que para la reunión de este jueves 10/10, es probable que la tasa de referencia permanezca sin cambios.

Comportamiento económico

“Por el lado de la inflación, no vemos presiones inflacionarias, internas ni externas, con lo cual es posible que el BCR cumpla con ubicar a la inflación en el punto medio (2%) del rango meta (entre 1% y 3%) durante el periodo 2019-2020”, señala el reporte.

Las expectativas de inflación vienen convergiendo al punto medio del rango meta, la inflación importada es moderada, y la brecha producto persiste siendo negativa, añade.

Por el lado de la actividad económica, el BCR recientemente recortó su proyección de crecimiento económico de 3.4% a 2.7% para este año, ritmo menor al 3% estimado por el MEF.

Si bien buena parte de la revisión obedece al bajo desempeño del primer semestre, se asume que la economía se recuperará moderadamente en la segunda mitad del año.

El último sondeo del BCR arroja una mejora de las expectativas empresariales. Según Velarde, a largo plazo la expectativa de los empresarios se mantiene estable, a pesar de los choques políticos. Los datos más recientes apuntan a que el crecimiento económico en agosto habría sido superior al 3%.

Esta revisión de proyecciones retrasa aún más la trayectoria de cierre de la brecha producto, pues el crecimiento se encuentra por debajo del PBI potencial, obligando a mantener una postura expansiva por un tiempo más prolongado. Al respecto, el BCR ha realizado una actualización del cálculo del PBI potencial y de la tasa de interés real neutral.

El producto potencial mide el crecimiento sostenible del PBI en un contexto sin presiones inflacionarias. Esta estimación es relevante para el BCR pues permite el cálculo de la brecha producto. Esta variable actúa como indicador adelantado de presiones inflacionarias de demanda y permite la toma de acciones preventivas para evitar futuros desvíos de la inflación respecto del rango meta, según el BCR. El producto potencial que en promedio alcanzó a 6.4% en el periodo 2007-2013 se ha reducido a 3.5% para el periodo 2014-2019 (menor al 3.6% considerado anteriormente).

La tasa de interés real neutral es la tasa de interés real de corto plazo que se observaría en una economía que se mantiene en su nivel potencial y con la tasa de inflación en su nivel de equilibrio de largo plazo. Esta tasa permite determinar si la posición de la política monetaria es expansiva o contractiva.

Para el Perú, la tasa de interés real neutral considera tres factores: el crecimiento potencial doméstico, el crecimiento potencial de los socios comerciales, y la tasa de interés natural externa.

Como consecuencia de la actualización de estos factores se ha reducido la tasa de 1.75% a 1.50%. Ello se explica por el menor crecimiento potencial interno y de los socios comerciales (debido a la disminución de la productividad marginal del capital futuro).

La posición de la política monetaria se mide por la tasa de interés real, que se calcula deduciendo de la tasa de interés de referencia nominal (2.50%) la expectativa de la inflación para los próximos 12 meses (2.20%).

Como resultado la tasa real se ubica en 0.30%. Ello al compararlo con una tasa real neutral de 1.50%, resulta una postura bastante expansiva. Por tanto, no hay mucho espacio para ser más expansivo por el lado de la tasa de interés.

TAGS RELACIONADOS