Economía local deberá reducir su dependencia de los impulsos transitorios. (USI)
Economía local deberá reducir su dependencia de los impulsos transitorios. (USI)

Sigue bajando. El BBVA corrigió a la baja su estimado de crecimiento de la economía peruana para 2013, y la ubicó en 5.3%, menor al 5.8%, que proyectó en agosto, luego de que había estimado en mayo.

"Además del impulso de las exportaciones y del gasto público, la consolidación de la confianza será clave para estabilizar el crecimiento alrededor del potencial", indicó .

Asimismo, señaló que los últimos datos de expectativas empresariales y de actividad sugieren que la desaceleración mostrada por la economía peruana a largo de este año parece haber tocado fondo a finales del tercer trimestre.

Para Hugo Perea, jefe de Estudios Económicos del banco, crecer menos a 6% no debe quitarnos el sueño. "La desaceleración refleja una convergencia a nuestra tasa de crecimiento potencial", aclaró.

De otro lado, el BBVA Research refirió que las perspectivas de crecimiento para Perú, este y los próximos cuatro años, siguen siendo favorables

"Sin embargo, para avanzar dentro del grupo de países de ingresos medios o cerrar las diferencias en ingreso con otros países de la región en un tiempo razonable, Perú deberá sostener tasas de crecimiento como las que exhibe actualmente por más tiempo", explicó.

"Para esto la economía local deberá reducir su dependencia de los impulsos transitorios, como los provenientes de las exportaciones de minerales, y apuntalar los factores que tienen una incidencia permanente como la productividad y la competitividad", agregó.