BCE no reactivará compra de deuda. (Reuters)
BCE no reactivará compra de deuda. (Reuters)

Para dar un nuevo estímulo a la economía del Viejo Continente, el (BCE) bajó hoy la tasa de interés de la Zona Euro de 1% a 0,75%, el nivel más bajo al que ha caído desde el nacimiento del euro en 1999.

El BCE también redujo en un cuarto de punto las otras dos tasas, la de depósito a un día, que está ahora en el 0% frente al 0,25% precedente, y la de préstamo marginal, que pasó del 1,75% a 1,50%.

"Vemos un debilitamiento del crecimiento en toda la Zona Euro, incluyendo países que no habían sufrido antes", explicó el presidente del BCE, Mario Draghi, para justificar la decisión del Consejo de Gobierno del BCE en Fráncfort. "Esta medida está tomada para ayudar a toda la zona euro, no a países específicos", agregó.

El recorte en las tasas de refinanciamiento podría significar menores costos en los préstamos para los bancos, las empresas y los consumidores. Algunos economistas dicen que podría tener solo un efecto simbólico pues las tasas ya son muy bajas.

Asimismo, el BCE decidió no reactivar el programa de compra de deuda de países en crisis como España o Italia, medida que decepcionó a los mercados y las principales bolsas del continente.

El Ibex de Madrid fue el más perjudicado y cerró con pérdidas de un 2,99%. La prima de riesgo la diferencia de rentabilidad entre el bono español a 10 años y su par alemán volvió a subir hasta el entorno de los 540 puntos.

El Dax de Fráncfort cerró en rojo con pérdidas del 0,45% hasta los 6.535,56 puntos. También cayeron el CAC parisino (-1,17) y el MIB de Milán (-2,03). El euro cedió un 1,15 y se cotizó a 1,238 dólares.