(USI)
(USI)

El número de latinoamericanos que accederá a su crecerá un 65% anual en los próximos años y alcanzará los 140 millones de personas en 2015, según un informe de Deloitte difundido por la Federación Latinoamericana de la Banca ().

El estudio indica que el concepto de "dinero móvil transformará en las próximas décadas" y recuerda que en ciertas áreas rurales el acceso a los servicios bancarios tradicionales aún está limitado debido a los altos costes que supone.

De ahí que el gran aumento de usuarios de terminales móviles de última generación con capacidad para acceder a servicios financieros represente "un gran potencial de negocio para la banca" de la América Latina.

Guillermo Moreano, vicepresidente de Operaciones y Tecnología del Banco Internacional de Ecuador, explicó en un comunicado de Felaban que el contacto con los futuros clientes llegará a ser casi exclusivamente virtual en diez años en la región y augura que en ese plazo el cheque quedará como un procedimiento totalmente obsoleto.

"Se irá al pago . Son una nueva generación, están superconectados, manejan muy poco dinero en efectivo y no conocen ni donde quedan los bancos. A partir de esa perspectiva, la banca va a cambiar", puntualizó.

Actualmente Brasil, con 200 millones de conexiones móviles, seguido de México y Argentina, con 91 y 52 millones, respectivamente, son los países con mayor potencial de crecimiento, según los datos de Deloitte.