(Reuters)
(Reuters)

El gobierno español exigirá a las entidades financieras a elevar para fin de año su nivel de solvencia del 8% al 9%, según figura en el borrador de un decreto real que adapta la legislación a las condiciones del acuerdo que permite a España recibir .

Este requisito, que hasta ahora solo se le exigía a los cinco grandes bancos del país (Banco Santander, BBVA, Banco Popular, La Caixa y BFA-Bankia), deberá ser cumplido por toda la banca española a partir del 1 de enero de 2013. En caso de que no lo hagan, las entidades deberán presentar ante el una estrategia y calendario para alcanzar el 9% antes del 30 de junio de 2013.

El borrador de la norma también modifica la forma de calcular el nivel de solvencia, de modo que a las entidades financieras les resultará en teoría más difícil alcanzar el ratio exigido del 9%.

Asimismo, el texto de la futura ley limita la remuneración fija que pueden percibir los responsables de entidades financieras con ayudas públicas, que quedará fijada en 500,000 euros, frente a los 600,000 euros establecidos el pasado mes de febrero.