Pese a las cifras alentadoras, el desempleo de todas formas sigue elevado. (Bloomberg)
Pese a las cifras alentadoras, el desempleo de todas formas sigue elevado. (Bloomberg)

El Gobierno de EEUU informó este viernes que el mes pasado se crearon 120,000 empleos, con lo que la tasa de desempleo bajó y desafió las previsiones de que se mantendría estable respecto de octubre, en que se ubicó en en 9.0%.

La relativa fortaleza de las cifras fue reforzada además por las revisiones de los números de septiembre y octubre, que revelaron que la economía creó 72,000 empleos más de los estimados previamente, dijo el Departamento de Trabajo.

Si bien parte del descenso en la tasa de desocupación se debió a que mucha gente dejó la fuerza laboral, el sondeo con el cual se elabora la medición mostró también sólidos avances del empleo.

"Las cifras suman apoyo a la idea de que frente a una amplia desaceleración global, la economía estadounidense ve una aceleración del crecimiento", dijo Alan Ruskin, jefe de estrategia cambiaria de Deutsche Bank en Nueva York.

Sin embargo, el informe mantendría la presión sobre el presidente , cuyo manejo de la economía será juzgado por el electorado estadounidense en las elecciones del próximo año. El panorama también se ve amenazado por la crisis en Europa.

El sector minorista representó más de un tercio de todos los empleos creados por el sector privado en noviembre. Además, el informe podría quitar presión sobre la Reserva Federal para que haga más expansiva su política monetaria.

Las últimas cifras económicas, que comprenden sectores como la manufactura y el comercio minorista, sugieren que la economía podría crecer más de un 3% en el cuarto trimestre, pero el desempleo de todas formas sigue elevado.