Merkel instó al Bundestag a aprobar la medida, pese al riesgo que implica. (Reuters)
Merkel instó al Bundestag a aprobar la medida, pese al riesgo que implica. (Reuters)

La Cámara baja del Parlamento alemán, el , aprobó hoy con una abrumadora mayoría el segundo paquete de rescate a Grecia, por 130,000 millones de euros (US$174,000 millones) hasta 2014.

Fueron 496 diputados los que dieron luz verde a las nuevas ayudas a Atenas, 90 votaron en contra y cinco se abstuvieron.

Las fuerzas de la coalición de gobierno de la canciller , la Unión Cristianodemócrata (CDU), su hermana bávara, la Unión Cristianosocial (CSU) y los liberales del FDP, sufragaron a favor. También lo hicieron los principales partidos de la oposición, socialdemócratas y verdes.

En el debate que precedió a la votación en el Bundestag, Merkel había instado a los parlamentarios a aprobar el rescate tras reconocer, sin embargo, los riesgos "incalculables" existentes.

"El camino que tiene por delante Grecia es largo y no está exento de riesgos. Nadie sabe las consecuencias que podría tener para Alemania y para todo el mundo una insolvencia no ordenada de ese país", admitió.

"Nadie puede dar una garantía de éxito del cien por cien", dijo. "Pero yo les llamo a todos ustedes a valorar los pros y los contras, las oportunidades del nuevo programa griego para Europa y para el mundo son mayores que los riesgos", agregó.

Merkel dejó entrever que no sería definitivo este nuevo paquete, que tiene como objetivo reducir la deuda pública griega hasta el 120,5% del Producto Bruto Interno (PBI) para 2020, desde el 160% y que será discutido en el Eurogrupo el jueves próximo.

Además, sorprendió al anunciar que Alemania hará su aportación al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) antes de lo previsto. Berlín desembolsará en ese fondo 11,000 millones de euros en un primer paso este mismo año. La segunda mitad de la suma alemana llegará en 2013.

Sin embargo, Merkel recalcó que la condición para ello es que el resto de países cumplan sus promesas. El fondo entrará en vigor en julio con 500,000 millones de euros.

"Estamos en medio de un largo proceso que exigirá años, Europa tiene que demostrar que saca las consecuencias correctas de la crisis", advirtió la líder democristiana.